Tecnología

Cómo utilizó Puigdemont la criptomoneda ethereum para organizar el referendum

Carles Puigdemont

El Govern de Carles Puigdemont se escondió tras el anonimato de la criptomoneda ethereum para organizar el referendum ilegal de Cataluña 1-O, y podría haber llegado mucho más lejos.

La batalla por el referendum ilegal de Cataluña también se luchó en la red, y una reciente investigación ha revelado que la criptomoneda ethereum era el mayor arma de Carles Puigdememont.

Escondidos tras el anonimato de la criptodivisa digital el Govern de Puigdemont realizó los pagos de 140 dominios webs que posteriormente usaron para organizar el referendum ilegal del 1 de octubre.

Ethereum es una criptomoneda similar al famoso Bitcoin, y la clave está en que ninguna de estas divisas dejan rastro. Justicia podía clausurar los dominios, pero no averiguar quien era su titular…hasta ahora. Unas anotaciones en una libreta de Joan Manel Gómez, jefe de Riesgos de Ceiscat, dejan claro que el Govern adquirió ethereum para pagar los dominios, según informa El Mundo.

Bitcoin, el reto legal de la red: esta semana en Punto Zero

El uso fraudulento de las criptomonedas no es un hecho inédito, y las grandes entidades ya alertan de que se trata de un arma ideal para estafadores. No son emitidas ni reguladas por ninguna entidad política o banco central, convirtiéndose en una vía perfecta para el lavado de dinero y los delitos en línea.

Los implicados también contaban con la ayuda de los ‘hackivistas‘, un grupo de jóvenes hackers que usaron sus extensos conocimientos en ciberseguridad para ayudar al Govern a esquivar la prohibición que impuso el Tribunal Constitucional.

Eso si, el ethereum podría haber jugado un papel aún más decisivo en el referendum catalán. El Govern estaba dispuesto a pagar medio millón de euros para que la votación se realizara a través de la criptomoneda ethereum.

La principal diferencia entre ethereum y bitcoin es que la primera ofrece la posibilidad de realizar contratos inteligentes, conocidos más comúnmente en inglés como ‘smart contracts’. Se tratan de acuerdos de adquieren validez sin depender de autoridades, ya que tienen un código visible e inalterable basado en la tecnología Blockchain.

El plan fue revelado por Vicent Nos Ripolles, dueño de la empresa de Blockchain Bloockroot Sadcv, durante su testimonio ante el magistrado. El empresario fue contactado por Quim Francesca, que se dedicaba a desarrollar herramientas de votación para ayuntamientos catalanes. Francesca se había reunido con Puigdemont, Marta Rovira, Oriol Junqueras, Carles Mundó y Xavier Vendrell a mediados de agosto, y necesitaba encontrar a alguien que le ayudara a desarrollar el proyecto de votación, informa vozpopuli.

El sistema funcionaría mediante un contrato inteligente a través de ethereum, lo que permitiría garantizar la identificación de los votantes a través de idCAT, el certificado digital electrónico de Cataluña, y un tique en el que se incorporaba una fotografía personal. A partir de ahí se mandaría una papeleta para poder votar online“, declaró Ripolls ante el magistrado parafraseando la explicación que dio Francesca durante la reunión en la que también estaban presentes los miembros del Govern.

No obstante, Ripolles rechazó la oferta de medio millón de euros que le ofrecieron para que prestará el servicio ya que sospechaba de que se trataba de una iniciativa ilegal. De haberse llevado a cabo, el voto para la independencia de Cataluña se habría llevado a cabo apoyada en la tecnología del blockchain.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!