Tecnología

¿Cómo será el turismo en 2024?

turismo
Escrito por Iván Durán

Las aplicaciones semánticas, geosensibles y basadas en el ‘Big Data’ están perfilando un nuevo futuro al mundo del turismo.

Skyscanner, comparador de vuelos, hoteles y alquiler de coches, ha presentado un estudio realizado en colaboración con The Future Laboratory llamado “El Futuro de los Viajes”, una investigación que revela las tendencias tecnológicas que dominarán el sector del turismo en la década de 2020. En dicho análisis se resalta el papel que tendrán determinadas herramientas que serán capaces de predecir nuestras preferencias de viajes a través del análisis de datos. No en vano, Filip Filipov, responsable de B2B de Skyscanner, comenta que “el mercado se adaptará en masa a las aplicaciones semánticas, geosensibles y basadas en Big Data que cambiarán para siempre nuestra forma de viajar”.

Inteligencia artificial y algoritmos de predicción

En la década de 2020, según las predicciones, cada persona llevaremos incorporado un agente virtual que estará conectado constantemente con nuestros datos y preferencias. Así, este agente ofrecerá respuestas a tiempo real de nuestras necesidades incluso antes de que se den: por ejemplo, si estamos cansados, el agente nos recomendará un hotel con servicio de spa.

Dos tecnologías de este tipo ya se están desarrollando en forma de aplicación. Una de ellas es una app de conversación para viajes que aprende las interacciones con el usuario, como es el caso de Desti, y la otra controla el estilo de vida del usuario en materia de salud, como Sami.

Un mundo virtual que se convierte en real

La capacidad de experimentar sensaciones de un determinado destino a tiempo real estará al alcance de nuestra mano. Y nunca mejor dicho, ya que la posibilidad de poder convertir sonidos en texturas, así como sentir el calor de la playa, ver los aspectos de un hotel o un barrio en 3D o apreciar la comodidad del asiento de un avión será posible gracias a la tecnología háptica, basada en la retroalimentación táctil.

El turismo del futuro pasará por múltiples aplicaciones que estarán disponibles en dispositivos como las Google Glass (las gafas inteligentes del gigante de internet, que recientemente se pusieron un día a la venta en Estados Unidos para ver su futura aceptación en el mercado), hasta dispositivos móviles en miniatura que se insertarán en nuestras pupilas llegando a traducir frases o textos de otro lenguaje al nuestro en tiempo real.

A todo ello hay que añadir la futura existencia de softwares que analizarán todas nuestras reacciones y emociones para predecir nuestras necesidades en materia de viajes. Esto revolucionará también la forma de trabajar de las agencias de viajes, que tendrán que adaptarse a este escenario en el que las redes sociales tendrán una gran importancia.

“Para nuestros hijos pequeños, hablar con una máquina a tiempo real sin necesidad de utilizar el teclado será algo natural”, comenta Ian Yeoman, analista de tendencias de viajes. “Esto hace que el miedo que se tiene ahora de dar información sobre sentimientos o pensamientos a los sistemas online no les preocupe a las nuevas generaciones”, opina Martin Raymond, de The Future Laboratory.

Imagen: Shutterstock

infografía-SKYSCANNER

Sobre el autor de este artículo

Iván Durán

Nacido en Madrid allá por el 1992. Periodista formado en la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada. Aprendiendo a redactar y especializándome en contenidos tecnológicos en TICbeat