Tecnología

Cómo será el navegador que Microsoft lanzará con Windows 10 para hacernos olvidar Internet Explorer

internet-enlaces

Microsoft lanzará con Windows 10 un nuevo navegador, independiente de Internet Explorer, más veloz, minimalista y con extensiones al estilo Chrome o Firefox.

Hace casi década y media, Internet Explorer era el rey de los navegadores: apenas contaba con competencia de nivel, venía instalado de serie con Windows y los incipientes usuarios de la Red estaban habituados a su uso. Sin embargo, en este tiempo, IE ha perdido su hegemonía, se ha enfrentado a innumerables amenazas de seguridad y no sólo eso, ha quedado relegada a una opción residual para ejecutar ciertas aplicaciones web antiguas o para aquellos que no quieren instalar ningún programa adicional en sus PC más que los que vienen de serie.

Y es que Google Chrome y Mozilla Firefox han conseguido poner patas arriba el mercado con navegadores mucho más fiables, con menos errores, más rápidos y con un catálogo mucho más amplio de complementos y posibilidades de personalización. Mientras, Safari continua con su nicho de mercado bien asentado. En el ámbito móvil, Microsoft tampoco ha logrado colocar un navegador propio en un sistema operativo líder, ya que tanto Android (Google) como iOS (Apple) cuentan con sus propios navegadores, así como en el caso del robot verde podremos instalar una versión reducida del mismísimo Chrome.

Por ello, la compañía que ahora preside Satya Nadella se ha puesto manos a la obra para revertir la situación y reclamar el lugar que antaño fue suyo. Para ello han diseñado un plan con varios campos de actuación a través de los que luchar con más fuerza que nunca en el campo de los navegadores.

Cambio de nomenclatura para el nuevo navegador, que convivirá con Internet Explorer

Lo primero de todo es eliminar de la conciencia de los usuarios la mala experiencia que han tenido con las últimas versiones de Internet Explorer y eso pasa irremediablemente por el fin de esta marca. Así, el nuevo navegador que plantean desde Microsoft (que por ahora lleva el nombre en clave de “Spartan”) no formará parte de la saga IE, sino que recibirá otro nombre completamente distinto y una apariencia gráfica completamente nueva (mucho más minimalista y cercana a la experiencia que ofrece Chrome), además de incorporar extensiones al igual que Firefox o el propio Chrome.

internet-sociedad
Sin embargo, en Microsoft también son conscientes de que muchas empresas trabajan con Internet Explorer (especialmente con la edición IE11, la última, que copa el 45% de los usuarios de IE), con lo que una migración a un nuevo navegador les obligaría a actualizar de golpe toda su infraestructura TIC. Por ello, en Redmond han decidido hacer equilibrios entre uno y otro, lanzando junto a “Spartan” una nueva versión de Internet Explorer,  con pequeños cambios respecto a la actual, y dirigido especialmente a empresas que emplean herramientas ‘legacy’ o heredadas, que no se pueden ejecutar en los navegadores modernos.

Navegador más ligero y con el motor Trindent

El nuevo navegador de Microsoft será presumiblemente más ligero y con menos criterios y opciones para empresas que el actual IE, con lo que será una opción dirigida específicamente a usuario final y no a grandes organizaciones. “Spartan” empleará el motor de renderizado Trindent pero de una forma mucho más liviana que Internet Explorer, garantizando así la máxima velocidad a la hora de navegar por Internet.

Microsoft repara el fallo de seguridad en Internet Explorer, Windows XP incluido
No obstante, esta “ligereza” se obtendrá a costa de dejar de ser compatible con todas las aplicaciones y webs antiguas, aquellas que tampoco se ejecutan correctamente sobre Chrome o Firefox. A todas ellas, Microsoft ha dado de plazo hasta 2016 para seguir utilizando Internet Explorer 11 (esa es la fecha tope para recibir actualizaciones y soporte a esta versión), aunque es presumiblemente lógico que invite a las compañías a migrar sus sistemas de forma paulatina a plataformas compatibles con los navegadores de última generación.

Aprovechará el impulso de Windows 10

Nada mejor para llegar al espacio que estar a bordo de un cohete espacial. Algo así han debido pensar en Microsoft, que aprovecharán el nuevo Windows 10 para introducir este nuevo navegador de forma predeterminada. Cabe recordar que Windows 10 es, desde la aparición de Windows 7, el sistema operativo más esperado por los usuarios de todo el mundo, tras el fiasco de Windows 8, con lo que el alcance que “Spartan” puede conseguir en los próximos meses es prácticamente incalculable.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • jurrabi

    La verdad, este artículo me sorprende desde su concepción.

    Muchas veces, los técnicos nos ponemos a escribir y nos olvidamos de que en el mundo hay muchos más usuarios no técnicos que técnicos. Nosotros tendremos nuestros requisitos y deseos, pero raramente coinciden con los del común de los mortales.

    El enfoque del artículo quizá encaje con la visión de un técnico que prueba todo y busca la excelencia en la navegación. ¿Pero saben que? A la mayoría esas cosas se la refanflinfan (perdonen la ridiculez).

    Por otro lado, como se puede afirmar que ” (internet explorer) ha quedado relegada a una opción residual para ejecutar ciertas aplicaciones web antiguas o para aquellos que no quieren instalar ningún programa adicional”

    Aquellos que no quieren instalar ningún programa adicional son la mayoría, por mucho que pueda extrañar al autor, por lo que hablar de uso residual del navegador que, en 2014 copaba el 58% de los usos en escritorio (no móviles) parece bastante ridículo (el propio articulista habla de que IE11 copa el 45% de los ordenadores, cifra que no puedo confirmar ni desmentir, pero que me parece excesiva).

    La verdad, no sé en que datos sustenta sus afirmaciones el autor, pero no parecen de lo mas acertadas.

    Por otro lado resulta lógico que Microsoft no haya acaparado el mercado móvil, y la razón es exactamente la misma que el autor identifica como “uso residual”: porque la mayoría usa lo que viene y no instala nada para algo que ya tiene su dispositivo.

    Sobre la generación de una versión moderna del navegador, idependiente de IE, no puedo hablar, con conocimiento de causa, sobre el tema de cambio de marca. En mi opinión no parece lógico que Microsoft quiera hacernos olvidar Internet Explorer… ¿y porqué iba a querer hacer eso? es como afirmar que Sony va a renegar de la marca Playstation o que Ferrari dejará de fabricar coches rojos. Internet Explorer es un sello reconocible y asociado con la web (nuevamente a los técnicos no nos sugiere lo mismo que al resto de los mortales, pero les aseguro que mi madre si no tiene IE dice que no hay internet en el ordendaro). No veo ventaja ninguna.

    Yo diría que espartan es un nombre clave de desarrollo para lo que sera FastIE o simplemente IE… pero como digo no tengo información para basar esta opinión.