Tecnología

Cómo se protege la identidad online de los clientes

La información online que se reúne sobre los clientes supuestamente pasa por procesos que eliminan toda referencia a la identidad del usuario para poder ser vendida o distribuida de alguna forma sin poner en riesgo su privacidad. Sin embargo hay serias dudas sobre la fiabilidad de dichos procesos.

Netflix fue protagonista de un escándalo el año pasado como consecuencia de un concurso -que había comenzado en 2006- en el que la compañía liberó algunos datos de sus clientes para dar un millón de dólares a quien fuera capaz de mejorar su motor de recomendaciones en un 10%.  El blog The Firewall (Forbes) publicó que un grupo de investigadores fue capaz de recuperar la identidad de los usuarios detrás de esos datos mediante, por ejemplo, referencias cruzadas con comentarios en la página de IMDB.

Según un informe de la Comisionada de Información y Privacidad de Ontario, Ann Cavoukian, y el investigador de la Universidad de Ottawa Khaled El Emam, esta clase re-identificación de los datos no siempre es factible y no hace que los procesos que la eliminan la identidad sean inútiles. A pesar de reconocer el potencial de la re-identificación en algunos casos, el informe enfatiza que la eliminación de la identidad tiene un papel muy importante para salvaguardar la privacidad al mismo tiempo que posibilita investigaciones importantes en campos como la medicina.

Por otro lado, hay voces muy criticas con dichos procesos y que aseguran que identificar las identidades detrás de los paquetes de datos es relativamente fácil. En 2007, Bruce Schneier, experto en seguridad online reconocido internacionalmente, reunió varios estudios en los que los investigadores habían sido capaces de identificar a muchas personas a partir de paquetes de datos. Su conclusión es que los procesos de eliminación de identidad deberían de ser probados con diferentes tipos de ataques antes de ser lanzados.

La gestión de datos debería de ser uno de los temas más importantes de cara a los próximos años, prácticamente todas las actividades online que realizamos dejan detrás un registro que es muy atractivo para los anunciantes y los expertos en Marketing, sin embargo la privacidad está seriamente amenazada. En los próximos años la cantidad de datos que fluyen en Internet crecerá exponencialmente y  los usuarios deberíamos estar seguros que nuestra información más sensible está protegida, sin embargo de momento no hay sistemas que nos indiquen que esto será posible.

En este enlace se puede leer el informe de Ann Cavoukian y Khaled El Emam y en este el post de The Firewall.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.