Tecnología

Cómo hacer un buen pitch

como hacer un buen pitchUn pitch o elevator pitch es una oportunidad única. Es un nuevo formato para enfrentarse a inversores y clientes potenciales, que exige una preparación y unas habilidades que conviene entrenar. Por eso, antes de afrontarlo de cualquier manera, es mejor saber cómo hacer un pitch y aquí te lo vamos a explicar.

Este 14 de abril, los 13 finalistas de AppCircus Madrid tendrán 3 minutos para hacer su pitch ante el jurado y el público, que también puede participar para otorgar el Premio del Público a través de esta votación aún abierta. Una oportunidad única para convencerles de por qué tienen que ser los ganadores. Aunque solo uno mismo sabe cómo sacar lo mejor de sí, hay algunas claves para hacer un buen pitch que suelen dar muy buen resultado.

Tu objetivo

Un pitch no es una entrevista ni una conferencia, es una breve presentación con un objetivo claro: dejar constancia del valor de tu trabajo para conseguir una entrevista posterior personal y duradera, en la que presentar, ahí sí, un plan de negocio completo.

Por eso en el pitch no es necesario contar la mayor cantidad de cosas posibles sobre tu producto o empresa; es preferible exponer de forma clara y breve todas aquellas características que sean capaces de levantar la expectativa de la gente que está al otro lado. Puede que se trate de una única función o de un mix de varias. Sé selectivo.

Qué contar

Un pitch puede durar entre 3, como en AppCircus Madrid, y 15 minutos dependiendo de la circunstancia en la que se dé, un tiempo muy escaso en el que ne puede contar todo lo que se desea. Para hacer una buena presentación es recomendable explicar de forma concreta y clara la idea central y el modelo de negocio en el que se sustenta.

Otra forma de plantearlo es desde el punto de vista de la necesidad. Para garantizar el éxito de un nuevo producto o empresa debe girar en torno a un problema que va a ser capaz de solucionar.

Cómo comunicar

appcircus madridUn buen pitch no es un momento de inspiración. Debe ser un discurso preparado y muy bien medido. Para conseguirlo es necesario crearlo y recomponerlo una y otra vez hasta lograr un bloque de ideas sólido, coherente y conexo.

Hay que remarcar cuál es la idea brillante, capaz de diferenciarte de la competencia (menciónala si lo ves necesario). No dudes en apoyarla de un listado de ventajas. Acompáñalo de la tecnología puntera que la hace posible, y así también conseguirás destacar las capacidades y cualidades de tu equipo.

También hay que aclarar cuál es el modelo de negocio para que no haya dudas sobre tus capacidades para generar dinero. Acompáñalo de algunos datos básicos del mercado y de las posibilidades de retorno de inversión y de ROI en social media si estás ante inversores potenciales. Si tienes en marcha o planificada una estrategia de marketing en redes sociales y comunicación, es otra posible inclusión.

Si puedes, apóyate en herramientas técnicas, pero no dependas de ellas. Una presentación en Power Point ayuda a reforzar las ideas clave ya que los interlocutores reciben el mensaje por dos canales y así queda más tiempo resonando en su memoria. Por otro lado, si eres capaz de producir un vídeo muy breve pero representativo, también será bienvenido.

Además, el pitch no solo tiene que transmitir que hay una gran idea, sino que también hay un equipo que va a ser capaz de hacerla realidad de la mejor forma posible. Es decir, tú tienes que convencer tanto como tu discurso.

Errores a evitar

Si ya tienes todo esto claro, presta atención a los errores más comunes, derivados de todo lo anterior. Cuidado con la saturación: que no haya demasiadas ideas y que no estén mezcladas; sin marear con detalles insignificantes. Ensaya para que tu pitch se ajuste milimétricamente al tiempo. Si te apoyas en la informática, no añadas más de una diapositiva por minuto o minuto y medio, y que estén bien diseñadas, con letra grande y poco contenido. Por otro lado, deja claro tu modelo de negocio, pero no marees con cifras ni prometas lo imposible porque los que te escuchan saben cómo funciona el mercado.

Y por supuesto, prueba, repasa, grábate, ensaya con amigos y familia, cambia lo que haga falta y vuelve a trabajarlo hasta tener la pieza completa. ¡Ah, claro, pero con naturalidad!

Sobre el autor de este artículo

admin

Administrador Ticbeat- Pruebas y desarrollo
www.ticbeat.com