Tecnología

Cómo funciona Google Allo, la alternativa a WhatsApp de Google

Google Allo
Escrito por Eduardo Álvarez

Google ha lanzado Allo, una aplicación de mensajería con Inteligencia Artificial integrada para hacer frente a WhatsApp. Se puede descargar e instalar en móviles Android.

No son pocas las aplicaciones que han intentado robar usuarios a WhatsApp, una app de mensajería que monopoliza el mercado en muchos países. Sin embargo, ni Line, ni Telegram ni siquiera Messenger lo han logrado. Con Allo, es Google quien arremete contra la filial de Facebook, en un penúltimo intento por acabar con su aplastante dominio.

¿Qué la diferencia de otras aplicaciones de mensajería? A decir verdad, muy poco. Nada más acceder a ella te darás cuenta de que la interfaz y los servicios son poco innovadores, aunque sí hay algo que Google Allo ofrece y que no habíamos visto hasta ahora: la integración de la inteligencia artificial.

Google Assistant, el asistente virtual de Google, es omnipresente en Allo. Se puede invocar su ayuda y hacerle preguntas con sólo mencionarle en cualquier conversación. Acude raudo a proporcionar enlaces, direcciones, fotos, vídeos o cualquier cosa que se le pida.

Digamos que en Google Allo, la inteligencia artificial toma forma de una especie de superbot, parecido a los de Messenger o Telegram. En este caso, el bot lo pone Google y hace uso de los datos que le proporcionas -y quizás de algunos de los que no le proporcionas- para mejorar sus respuestas.

De momento esta aplicación no está disponible en España, al menos no de forma oficial. Sin embargo, en este tutorial sobre Google Allo os vamos a explicar cómo descargarla, instalarla y usarla, para que estéis preparados cuando desembarque oficialmente en Google Play.

Cómo descargar e instalar Google Allo en Android

El conocido como WhatsApp de Google está disponible para Android y para iOS. Sin embargo, los usuarios de iPhone tienen un problema: no pueden instalar aplicaciones antes de que estén disponibles en iTunes.

Por suerte para los que tengan un móvil Android, Google Allo se puede descargar e instalar gracias al archivo .apk. Estos ficheros son los instaladores de apps, similares a los .exe de Windows. Sólo hay que descargarlos, transferirlos a la memoria del teléfono y ejecutarlos. Aquí te explicamos cómo hacerlo.

El .apk de Allo lo puedes descargar desde la web APKMirror, especializada en la distribución de instaladores de aplicaciones para Android.

Consideraciones iniciales: la privacidad

Google Allo no es una aplicación de mensajería privada. Es algo que debes saber antes de empezar a usarla. Casi todos tus mensajes son almacenados y están disponibles en caso de que la Policía u otras fuerzas del orden los soliciten. Justo cuando todas empiezan a proteger la privacidad, al menos de puertas afuera, Google parece ir en dirección contraria.

Además, la integración de Google Assistant implica que la inteligencia artificial recopila datos sobre tus gustos, preferencias, viajes o sitios que has visitado. En base a ellos va elaborando un perfil virtual de usuario para mejorar sus sugerencias. Es la antítesis de la privacidad, por lo que si no te gusta ceder datos, Google Allo no es tu app.

Aunque al principio se declaró que sería totalmente privada, no ha sido así. Es cierto que los mensajes son cifrados entre tu dispositivo y el servidor de Google, pero allí quedan guardados. Sólo están disponibles para la compañía y para quien los pida con la autoridad suficiente.

Entrena a la inteligencia artificial de Google

Entre los chats que aparecen en la Home de Google Allo, hay uno que siempre estará ahí. Es el que te une a Assistant, la inteligencia artificial de la compañía. En él puedes dialogar con el software como si de una persona se tratase, solicitando información, noticias, direcciones o cualquier cosa que se te ocurra.

Eso sí, aunque responde a preguntas en español, de momento todo el texto que proporciona está en inglés. Si no comprende algo, se limitará a realizar una búsqueda en Google y ofrecerte los resultados.

Descubre y elimina todo lo que Google sabe de ti

A cada respuesta de Google Assistant podrás darle el aprobado o el suspenso. En función de si te gustan o no las sugerencias o el contenido proporcionado, la IA irá mejorando. Es habitual en estas interfaces que, antes de llegar a una comprensión totalmente perfecta del usuario, el asistente virtual necesite de un período de aprendizaje.

La conversación con Assistant puede entenderse como la que se tiene con Google Now. La diferencia es que aquí lo haces en formato texto, y no hablándole a tu móvil. Para muchos usuarios puede resultar más cómodo y más privado, aunque como hemos visto, de privado no tiene nada.

No obstante, no se queda aquí el uso que Google Allo hace de la inteligencia artificial.

google-assistant-allo

@Google: la mención que todo lo resuelve

Hace unos días, WhatsApp copió a Twitter el sistema de menciones. Apenas 24 horas después, Google Allo hizo lo mismo, pero aplicándolo sólo a su asistente virtual. Es el único participante al que podrás mencionar en cualquier chat, aunque seguramente no necesitarás nada más.

Digamos que tú y un amigo tenéis una conversación sobre Japón. Cuántos habitantes tiene, cuál es su PIB o quién es su presidente. En Google Allo puedes resolver fácilmente la cuestión con sólo escribir “@Google Japón”. Esto es especialmente útil, aunque en grupos masivos y llenos de trolls puede acabar siendo un auténtico incordio.

Hay que aclarar que, si no la mencionas, la inteligencia artificial te deja en paz. No se mete en conversaciones ni proporciona datos e información a menos que tú se lo pidas, aunque tampoco permite bloquearla para evitar que tus interlocutores lo hagan.

japon-allo

Aunque Allo peca de falta de integración con determinados servicios de Google, como Fotos o Drive, sí que lo hace con el motor de búsqueda de la compañía. Éste sirve para buscar, sobre todo, fotos y vídeos. Nada más tienes que pedir con el comando correspondiente para recibirlo en la conversación. Una de las ventajas de Google Allo sobre WhatsApp es que puedes ver vídeos en Youtube sin tener que salir de la aplicación: se abren en una ventana emergente que puedes cerrar con sólo pulsar sobre cualquier punto de la pantalla.

Todas las características del chat con Google Assistant están disponibles cuando hables con un humano. La diferencia es que al hablar con el bot directamente, no tienes que usar la @ para mencionar a la inteligencia artificial.

Stickers y chats de incógnito, pero sin llamadas de voz

La aplicación de mensajería de Google es algo más que un chat a un asistente virtual pegado. Esta es su principal característica, nadie lo niega, y es algo que ninguna otra aplicación ofrece. Sin embargo, es una aplicación para enviar y recibir mensajes, y esta es la principal función que deben valorar sus potenciales usuarios.

En este apartado cabe poca innovación. Lo único que puede hacer Google Allo es ser lo más interactiva y personalizable que pueda. En lo primero, cumple bien gracias a las opciones que copia de otras apps; en lo segundo, suspende de forma rotunda.

La personalización de Google Allo deja bastante que desear. En WhatsApp puedes elegir un fondo para los chats, cambiar el estado o el tamaño de fuente. Son cosas que el gigante tecnológico ha pasado por alto para su aplicación, en la que estás limitado a una foto de perfil, un nombre y poco más.

interfaz-allo

Siendo sinceros, es difícil que cientos de millones de usuarios decidan dar el paso de forma simultánea y abandonar la aplicación a la que están acostumbrados. Para lograr esto, Allo tendría que ofrecer bastante más que un bot basado en la inteligencia artificial, por muy útil que sea.

Ni siquiera las características que copia de Snapchat, Messenger o Line parecen ser suficientes. Las conversaciones son sencillas, con una interfaz minimalista y sin demasiadas opciones. Puedes enviar stickers, dibujar sobre las fotos o enviar mensajes de audio. No es algo que no hayamos visto ya en al menos dos o tres aplicaciones de mensajería.

El modo incógnito, similar al que ya existe en Telegram, es totalmente privado. Significa que ni siquiera Google podrá tener tus mensajes, al menos en teoría. Se destruirán transcurrido el plazo de tiempo que tú mismo fijes.

stickers-allo

Sin embargo, Google ha cometido un importante patinazo con Allo: no permite ni videollamadas ni llamadas de voz. La primera opción ya la ofrecen apps como Skype o la propia Hangouts, mientras que la segunda es una de las preferidas por los usuarios de WhatsApp. A esto nos referíamos cuando antes hablábamos de la falta de integración entre los distintos servicios de Google y Allo, y es que teniendo aplicaciones que hacen todo esto, es inexplicable que hayan lanzado una app de mensajería tan incompleta.

Queda claro que la única bala en la recámara de Google Allo es el asistente virtual. Los chats son un buen intento, pero no convencerán a casi nadie, y por muy inteligente que sea la IA que mueve a Assistant, no lo será tanto como para hacer cambiar de hábitos a millones de personas.

Conclusión: Google ha errado el tiro

Google Allo es una buena aplicación de mensajería, y eso es innegable. El problema es que para desbancar a WhatsApp no basta con eso: tienes que ofrecer comodidad y funcionalidad, y puede que no sea suficiente. La prueba evidente es Telegram.

En este caso, Allo integra la inteligencia artificial, y eso está bien. Sin embargo, ¿no han resultado un fracaso los asistentes virtuales? No se ve a gente por la calle interactuando con Google Now o con Siri, e incluso es dudoso que lo hagan en casa. ¿Por qué intentar profundizar más en una característica que los usuarios no han abrazado?

La utilidad de una aplicación de mensajería es hablar con personas, no con bots. Los chatbots están bien, pero no pueden ser la característica principal que haga triunfar a una app.

¿Qué es chatbot?

Si Google tiene algo que gusta, es su red de servicios. Por ella los usuarios están dispuestos a sacrificar incluso su privacidad. Analytics, Rewards, Gmail, Drive, Fotos, Keep y una interminable lista de aplicaciones que te hacen la vida más fácil. Todas ellas son funcionales, y todas ellas podrían integrarse en un mismo servicio de mensajería, pero por algún motivo Google ha dejado pasar la oportunidad.

Compartir una foto desde Google Fotos, una nota de Keep o un archivo de Drive serían características útiles, de esas que podrían hacer plantearse a mucha gente si merece la pena cambiar WhatsApp por Allo. No ocurrirá, al menos no de momento, ya que en este sentido Allo está tan desnuda como cualquier otra aplicación.

chatbot-allo

Por no integrar, Google ni siquiera ha hecho lo propio con Duo, la aplicación de videollamadas que anunció hace apenas un mes. Qué menos se podría pedir que eso y la posibilidad de usar Allo desde un ordenador. A WhatsApp le costó años lanzar su versión web, y parece que Google no ha aprendido nada en este tiempo.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez

  • Un artículo que comenzó pareciendo de información acabó siendo sólo una opinión…

    • Eduardo Álvarez

      Buenas. Se trata de un análisis, y en los análisis la opinión es importante. Distinto sería si se tratase de una noticia, en cuyo contenido todo debe ser información.

  • Henry David Villasmil Morales

    Un asco de artículo desde el momento que se vuelve una crítica destructiva solo por ser fanboy de Whatsapp. Patético.

    • Eduardo Álvarez

      Google dijo en un primer momento que su app sería totalmente privada. No lo es, y remarcar eso no es una crítica destructiva, es una crítica a secas.