Cómo convertir un avioncito de papel en un avión de combate teledirigido

avion-de-papel

PowerUp 3.0 convierte un avión de papel en una máquina voladora, controlada con el teléfono. Este original proyecto ha sido financiado mediante crowdfunding a través de la plataforma kickstarter.com y ya ha conseguido superar los ingresos necesarios para su desarrollo y hasta para algunas mejoras.

Se trata de una estructura ultraligera a la que se le ha añadido un controlador por control remoto y un pequeño motor de hélice con su timón: el resultado es que los aviones de papel, los de toda la vida, pueden ser controlados y teledirigidos con una precisión asombrosa.

El funcionamiento no puede ser más sencillo:

  • Se dobla un pedazo de papel hasta convertirlo en un avión de papiroflexia (la calidad del avión que seamos capaces de hacer dependerá mucho de nuestra pericia como maestros de la papiroflexia)
  • Se conecta el Smart Module al avión de papel con los clips que trae consigo el dispositivo.
  • Se inicia la aplicación en el móvil, para conectar el Smart Module con el iPhone.

Para volarlo, habrá que presionar el acelerador al máximo en el iPhone y lanzar al aire el avión de papel. Solo hay que girar el teléfono inteligente a la izquierda o a la derecha para dirigir el avión, como se hace en la mayoría de videojuegos de carreras para tabletas y teléfonos, así como en los simuladores de vuelo adaptados a estos dispositivos. Para ir hacia arriba o hacia abajo, habrá que aumentar o reducir la presión dactilar sobre el acelerador.

Power Up

Pero esas no son las únicas funciones para interactuar con la estructura de papel. La app también permite:

  • Ascenso / Descenso con la palanca del acelerador
  • Incline iPhone derecha o a la izquierda para maniobrar
  • Indicador del nivel de batería
  • Indicador de carga de estado
  • Indicador de rango
  • Indicador de nivel de potencia
  • Horizonte artificial
  • Control de Tráfico Aéreo (ATC)

 

La API de Android todavía está en su fase inicial, si bien los desarrolladores ya han conseguido la financiación necesaria para avanzar en su mejora. Por ahora, sin embargo, habrá que conformarse con la versión para iOS, que se ha probado y perfeccionado durante el último año y medio y se muestra estable.

Otra de las mejoras en producción son la instauración de un sistema de combates aéreos por bluethooth de manera que, cuando dos aviones se encuentren a poca distancia el uno del otro, se produzca un duelo. Gana el piloto que más rápido ‘dispare’, provocando que el avión rival deje de funcionar momentáneamente.

También han alcanzado ya la financiación para explorar la posibilidad de instalar varios dispositivos a una misma estructura, con lo que se podrán fabricar verdaderos ingenios de papel sustentados en el aire por un sinfín de motores. Como desarrollo aun pendiente de alcanzar el monto de capital figura la idea de incorporar una microcámara al dispositivo para grabar todas las piruetas y secuencias de combate.

Sin duda, se trata de una forma inteligente de mejorar el uso tradicional de un objeto y catapultarlo de golpe al siglo XXI. Como resultado, un juguete original y autogestionado que combina manualidades, deporte de acción, hobbies y nuevas tecnologías. ¿Qué más se puede pedir?

Contenidos Relacionados

Top