Tecnología

Cómo combatir el spam telefónico en tu móvil

spam-telefonico
Escrito por Elías Notario

El spam telefónico es una lacra que nos hace perder tiempo, dinero y salud. Entonces, ¿cómo luchar contra él? A continuación te proporcionamos varias herramientas, recursos y consejos que te ayudarán en la tarea

Siete de la mañana de un lunes. Te levantas de mala gana, te aseas, y justo en los diez minutos de desayuno y relax que tienes antes de meterte en la vorágine de la ciudad suena el móvil. Así que lo coges, para acto seguido querer estamparlo contra la pared ya que como sospechabas al otro lado no está tu madre, mujer o jefe; no, se trata de una joven rodeada de ruido que quiere venderte la nueva póliza de seguros de coche de la compañía X, aunque tu ni siquiera tienes coche.

Seguro que a todos os suena la escena, porque todos en algún momento hemos vivido situaciones exasperantes similares. Son la consecuencia de lo que se conoce como spam telefónico, una práctica de publicidad masiva que muchas compañías utilizan. Su funcionamiento, muy fácil: consiste en realizar llamadas y enviar mensajes promocionales a miles de personas sin que estas lo soliciten ni lo esperen.

El gran problema radica en que el spam telefónico se ha generalizado entre las grandes empresas, lo que ha dado lugar a que las personas reciban un número importante de este tipo de comunicaciones promocionales a la semana con todo lo que conlleva (pérdidas de tiempo, de dinero, interrupciones en el trabajo etc). Entonces, ¿cómo podemos combatir el spam telefónico? A continuación te proporcionamos varias herramientas, recursos y consejos para lograrlo, no sin antes aclarar dos cosas: una, que erradicarlo por completo es imposible, y dos, que bastante del material que aportamos es útil en teléfonos móviles pero no aplica a fijos.

Los números de tarificación adicional

A aquellos números a los que cuesta mucho más de lo normal llamar o enviar un mensaje se les conoce como números de tarificación adicional. O sea que muchos de ellos, que no todos, entran más en el segmento del puro fraude que en el de spam telefónico. Aún así hay unos, los de SMS Premium, que no los queríamos dejar fuera porque quienes los operan justo los distribuyen utilizando la fórmula del spam; mandan mensajes sms a cientos de miles de personas al azar desde números de tarificación adicional, un pequeño porcentaje de ellas responde y zasca, golpe a la factura.

Es por ello que conocerlos y combatirlos se vuelve algo fundamental, no sólo por el tema de evitar molestias sino también para prevenir posibles disgustos económicos al contestar a SMS Premium por descuido o desinformación. De forma resumida, estos son y hacen los números de tarificación adicional de los que debes cuidarte:

Los que empiezan por dos: si te llega sms cuyo número tiene cincos, seis o siete dígitos y empieza por dos, debes saber que cada mensaje que le mandes puede costarte hasta 1,2 euros.

Los que empiezan por tres: si te llega sms cuyo número tiene cincos, seis o siete dígitos y empieza por tres, debes saber que cada mensaje que le mandes te costará entre 1,2 y 6 euros.

Los que empiezan por 99: si te llega sms cuyo número tiene cinco, seis o siete dígitos y empieza por 99, debes saber que se trata de un servicio con contenidos para adultos y que cada mensaje que le mandes puede costarte hasta 6 euros.

Los que empiezan por 79, 995, 997 o 999: muy peligrosos. Las numeraciones de cinco, seis o siete dígitos que comienzan por 79, 995, 997 o 999 van asociadas a mensajes de servicios de suscripción (los tres últimos corresponden a servicios de suscripción de contenidos para adultos). Eso significa que si te llega sms cuyo número es de ese tipo y respondes, quedarás suscrito al servicio por lo que te enviarán mensajes periódicamente cobrándote por mensaje recibido un máximo de 1,2 euros.

Herramientas de lucha contra el spam telefónico

Obviamente el spam telefónico no llega sólo a través de los números de tarificación adicional de SMS Premium. El grueso son llamadas telefónicas de todo tipo de números por lo que para combatirlo hace falta mucho más que bloquear los primeros. Las siguientes herramientas te ayudarán en la tarea:

San Google: aunque hay varios sitios centrados en recopilar números mediante los que se hace spam telefónico, la mejor manera de dilucidar si uno que no conocemos pertenece a ese grupo es buscándolo en Google (su motor indexa los contenidos de todos los sitios especializados con lo que hay más probabilidades de encontrar información).

Opción bloquear contactos: el iPhone, y muchos móviles Android, incorpora funcionalidad para bloquear contactos desde las opciones de cada uno. Teniendo esto en cuenta, una técnica muy útil para disminuir el spam telefónico en nuestro terminal es crear un contacto nuevo, bloquearlo e ir añadiendo a ese contacto todos los números de spam telefónico.

Aplicaciones: aún andan un poco verdes, pero ya hay bastantes aplicaciones pululando por ahí cuyo objetivo no es otro que impedir que entren llamadas y SMS comerciales no deseados. Algunas de ellas son Numbercop, Line Whoscall, BlackList, Call Blocker o Truecaller.

La lista Robinson: dícese de un servicio facilitado por organismos oficiales consistente en una lista a la que los ciudadanos que no quieren recibir publicidad postal, de email o telefónica deben apuntarse. La de España funciona desde 1993 y cualquiera puede inscribirse.

Consejos “antispam telefónico”

Por otro lado además de las herramientas que hemos visto existen diversos consejos y buenas prácticas de defensa contra la técnica del spam vía teléfono. Seguido te explicamos las más importantes, varias de las cuales también protegen de eventuales estafas:

– Mantén tus números de telefónos lo más privados que puedas y ten en cuenta que las empresas los obtienen de cualquier fuente (algunas inclusos realizan escaneos aleatorios en Internet para recopilar números de teléfono escritos en perfiles de redes sociales, páginas web, etc.).

– No optes por la fórmula de colgar constantemente, sólo conseguirás que insistan una y otra vez. Lo mejor es coger la primera vez y responder de manera clara y concisa que lo que nos están ofreciendo no nos interesa y no queremos que nos llamen más (en base a la ley deberían dejar de llamarte aunque muchos se pasan las reglamentaciones por el arco del triunfo).

– A no ser que por alguna razón concreta necesites mantener el número de teléfono en la guía de Telefónica (la más completa y extendida en España), pide que den de baja tu número de ella. Sólo hay que solicitarlo llamando al 1004 desde la línea que se quiere excluir de la guía.

– No respondas los SMS de fuentes desconocidas y muy importante, nunca des información personal ni de otro tipo cuando te llamen números de promociones o similares (por seguridad y porque cuantos más datos des, más sabrán de ti y en más futuras campañas de spam telefónico te incluirán).

Denunciar, otra manera de hacer antispam

Combinando todo lo expuesto, lograrás disminuir mucho el volumen de spam telefónico que recibes en tu móvil. Aun así continuará llegando porque como decíamos erradicarlo en su totalidad es imposible. Ante tal panorama puede que te interese ir un paso más allá y plantarle denuncia a determinadas empresas, a aquellas que operen X números de los que más llamadas y sms de spam recibas.

No lo podrás hacer en todos los casos debido a que las llamadas y SMS publicitarios no son ilegales per se. Sin embargo sí en muchos, en concreto en los que la empresas propietarias del o los números se hayan saltado lo estipulado en la Ley 29/2009 “por la que se modifica el régimen legal de la competencia desleal y de la publicidad para la mejora de la protección de los consumidores y usuarios”.

Resumiendo mucho, la mentada ley contempla la posibilidad de denunciar cuando se da alguno de los siguientes supuestos:

– Si las llamadas son realizadas desde números de teléfono no identificables.

– Si en las llamadas o SMS el interlocutor no facilita ningún medio a través del que el consumidor pueda dejar constancia de que no quiere recibir más propuestas comerciales.

– Si en las llamadas o SMS el interlocutor sí facilita medios para que dejen de contactar pero los mismos acarrean algún tipo de coste.

– Si las llamadas o SMS provienen de una empresa a la que el usuario ya le comunicó su oposición a continuar recibiendo comunicaciones promocionales.

Por último, si crees que entras en alguno de los anterior supuestos y al final decides denunciar, la asociación de consumidores FACUA ofrece un modelo de reclamación para que puedas hacerlo. Y si no lo tienes claro, la Agencia de Protección de Datos y los Organismos de Consumo de las Comunidades Autónomas te pueden asesorar.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com