Tecnología

Cómo aterrizar un cohete en una plataforma marina

spacex-barge-landing
Escrito por Rafael Claudín

SpaceX pondrá a prueba este fin de semana el aterrizaje de su Falcon 9 v1.1 sobre una barcaza robótica.

SpaceX, la compañía de Elon Musk, lleva ya un tiempo llevando cargo hasta la Estación Espacial Internacional, por lo que la misión del próximo viernes no tendría nada especial si no fuera por el sistema para recuperar el cohete. La compañía utiliza un combinado de cohete, el Falcon 9 v1.1, y la cápsula Dragon, para llevar suministros a la Estación. Una de las claves para que todo esto sea rentable para una compañía privada es poder aprovechar los recursos utilizados.

Así, no será la primera vez que la compañía realiza un aterrizaje controlado del cohete. Ya en dos ocasiones lanzó el cohete al océano, con un margen de error de 10 km. Pero ahora pretende lanzarlo a bordo de un barco robotizado y dotado de una plataforma de aterrizaje, lo que requerirá una precisión mucho mayor, de sólo 10 metros de error, para poder detenerse en una plataforma de 91 x 30 metros, con unos brazos que elevan este acho hasta los 52 metros.

El barco robótico estará mar adentro para evitar cualquier posible desastre en la costa. Por eso mismo, no podrá estar anclado, de modo que tendrá que lograr su estabilidad por medio de unos propulsores informatizados. Por su parte, el cohete también ha sufrido alguna pequeña modificación para la ocasión. Así, incorpora un set de cuatro alerones estabilizadores hipersónicos para facilitar su paso a velocidades controlables.

Como señala Gizmag, al reentrar en la atmósfera terrestre, el cohete realizará una serie de impulsos de motor para orientarlo hacia la ruta correcta. Luego una retropropulsión supersónica y consumir todo el combustible que le queda para aterrizar… suavemente sobre la plataforma. Pasará de 1.300 m/s hasta 250 m/s, y hasta los 2 m/s con los que, en principio, tocará la plataforma que le espera.

Los responsables de la compañía señalan que, de hecho, hay un 50 % de posibilidades de que este aterrizaje de precisión tenga éxito. Aunque, incluso si no fuera así, proporcionaría a la compañía información muy valiosa para poder perfeccionar el sistema en la siguiente intentona. En el siguiente vídeo tenéis otra de las espectaculares pruebas de la compañía, en ese caso un test de aterrizaje en tierra.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.