Tecnología TICbeat LAB

Cómo abandonar Google paso a paso, la guía definitiva

Escrito por Lara Olmo

¿Te preocupa que Google sepa tanto sobre ti?, ¿te gustaría escapar de su control? Hay vida más allá del omnipresente buscador y de sus múltiples servicios. En esta guía paso a paso te contamos qué hacer para abandonar Google sin que pierdas tu información.

No usar Google es casi como no usar Internet, y por extensión casi equivalente a no estar en el mundo. A no ser que seas hacker experimentado y estés habituado a usar la Deep Web, es prácticamente imposible que no navegues por la Red sin usar alguno de los servicios del gigante tecnológico, empezando por el propio buscador.

Aquí ya te hemos contado lo que Google sabe y controla de sus usuarios, y cómo emplea esos datos para, entre otras cosas, afinar su plataforma publicitaria o incluso medir las ventas físicas que logran sus anunciantes gracias a ella.

Si eres de los que recela de este tipo de prácticas y valora mucho su privacidad, puede que estés dispuesto a renunciar a sus servicios (Gmail, YouTube, Maps, etc) aunque ello te suponga utilizar otros menos comunes, como DuckDuckGo. En realidad es bastante fácil escapar del “Gran Hermano” de Internet, si sigues estos pasos:

Antes de eliminar tu rastro de Google, puede que primero quieras hacerte con todos los datos que ha ido recopilando de ti a través de sus diversos servicios.  Para ello ofrece la herramienta Google Takeout y para acceder a ella basta usar tus credenciales. Una vez dentro, puedes marcar de qué servicios de Google quieres descargar los datos.

Como verás, en la lista hay servicio muy conocidos como Drive o YouTube pero también otros que quizás no supieras que tenías actos, como Fit o Wallet. Cuando seleccionas uno de ellos, hay una flecha que puedes desplegar y que te da a elegir qué datos exactos quieres obtener de cada servicio.

Cuando termines de elegir los datos, pulsa en el botón de “Siguiente” que hay al final de la lista. A continuación te aparecen el número de servios (o “productos”) de Google de los que quieres obtener la información. Aquí puedes elegir el formato y el tamaño máximo del archivo que te llegará, así como el canal a través de cual quieres recibirlo: Drive, Dropbox o OneDrive. Después pulsa en “Crear archivo”.

En función del tamaño del archivo, este tardará más o menos en estar listo para su descarga. Cuando el proceso finalice, podrás obtenerlo desde la misma ventana o desde tu correo electrónico, en un email que te llegará con el asunto “Descarga tus datos de Google”.

Datos de Gmail

Ten en cuenta que algunos archivos cambiarán su formato original para que puedas leerlos o reproducirlos desde otros servios o plataforma que no sean de Google. Por ejemplo, los correos de Gmail se guardan en formato “.mbox”, que se puede importar a la aplicación de correo gratuita Thunderbird, Apple Mail y otros servidores similares.

Si el que servicio de correo que pretendes utilizar no fuera compatible con archivos “.mbox”, puedes emplear POP para descargar todos tus correos de Gmail. Para habilitarlo dirígete desde tu cuenta al botón de la rueda dentada situado arriba a la derecha y después pincha en “Configuración”.

Selecciona la pestaña “Reenvío y correo POP/IMAP” y si POP no está habilitado, en el apartado “Descarga de correo POP”, selecciona Habilitar POP para todos los mensajes o Habilitar POP para los mensajes que se reciban a partir de ahora. Por último no olvides pinchar en “Guardar cambios”.

Ahora que ya tiene configurado el acceso POP para recibir y leer mensajes de Gmail en otros proveedores de servicios de correo, tendrás que configurar el que hayas elegido para que te lleguen ahí (Outlook, Apple Mail, Thunderbirds,etc) y añadir tu cuenta de Gmail. Es importante que lo tengas actualizado a la última versión.

Eliminar tu cuenta de Google

Si ya no te interesa utilizar servicios concretos o quieres eliminar tu cuenta de Google por completo, hay un apartado con ambas posibilidades entrando con tu credenciales y dirigiéndote a “Mi cuenta” (un botón que aparece pinchando sobre tu avatar, presente en todos los servicios de Google).

Una vez dentro, en el menú de la izquierda verás “Preferencias de la cuenta”, y un subapartado dentro que dice “Eliminar tu cuenta o determinados servicios”. Elijas servicios concretos o tu cuenta, te pedirá que te identifiques de nuevo con tu contraseña para seguir con el proceso.

En el caso de los productos, es tan fácil como clicar en el icono de la papelera que te aparecerá junto a cada uno de ellos para eliminarlo. En el caso de la cuenta, Google te alerta de que, una vez eliminada, no podrás volver a utilizar ninguno de sus servicios y que tanto la cuenta como los datos asociados a ella se perderán.

En el caso de Gmail esto es especialmente relevante, ya que muchos usuarios la emplean como dirección de correo electrónico alternativa en su cuenta bancaria, teniendo problemas para restablecer la contraseña en el caso de que así lo deseen. En este caso, antes de eliminarla, deberán actualiza la dirección, así como en cualquier servicio que no sea de Google donde también la utilicen.

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.