Tecnología Wearables

Comienza la guerra judicial en los ‘wearables’: Jawbone contra Fitbit

Fitbit retira sus pulseras ‘Force’ del mercado tras las denuncias por sarpullidos

Jawbone ha denunciado a Fitbit después de que esta haya supuestamente robado secretos comerciales e industriales de Jawbone a través de la captación de empleados.

Todos recordamos las intensas batallas judiciales que se dieron (y siguen produciéndose) en el terreno de los smartphones, con las causas por infringir patentes como protagonistas y compañías como Apple, Google o Samsung como actores destacados. Este tipo de luchas judiciales, que vienen ensuciando la libre competencia entre muchos fabricantes de telefonía móvil parece que se extenderá también al aún incipiente mercado de los ‘wearables’. En ese sentido, ya conocemos una de las primeras grandes batallas legales en esta industria: Jawbone contra Fitbit.

Jawbone ha presentado una demanda ante los tribunales de San Francisco contra Fitbit por un supuesto robo de secretos industriales y comerciales de esta compañía. Desde Jawbone acusan a la popular firma de accesorios deportivos de “saquear sistemáticamente” secretos y datos acogidos a los derechos de propiedad intelectual por medio de sus propios empleados. De hecho, la denuncia incluye también a cinco exempleados de Jawbone a quienes Fitbit habría ofrecido unirse a su compañía a cambio de desvelar los planes de desarrollo de su anterior empresa. Estos trabajadores supuestamente accedieron con sus propias claves personales a los planes de negocio actuales y futuros de Jawbone y descargaron toda esa información en unidades USB y se las enviaron a través de emails personales, todo ello poco antes de abandonar la empresa.

jawbone-up24

Parece que el escándalo podría ser de dimensiones aún mayores, ya que Jawbone afirma que Fitbit trató de encandilar al 30% de su plantilla para unirse a ellos a cambio de esta información privilegiada. Además, el objetivo de Fitbit no se reducía a adelantar a su competidor con sus propias armas sino que buscaban “diezmar” literalmente a su rival, según ha afirmado uno de los reclutadores de Fitbit implicados en el caso y que la acusación ha conseguido que testifique a su favor.

La denuncia llega justo cuando Fitbit sale a Bolsa

Esta batalla judicial se produce, además, en un momento crítico para Fitbit, en plena operación de salida a Bolsa. Esta compañía vendió en 2014 más de 10,9 millones de dispositivos, más del doble que el año anterior, con un 68% de ‘market share’ en Estados Unidos.

fitbitflex

Dado su aplastante liderazgo del mercado es difícil entender la razón por la que Fitbit se ha podido involucrar en un problema judicial como este, que podría acarrearle no sólo una importante multa económica sino que también le podría obligar a desvelar todos los secretos comerciales que sus empleados hayan traído de terceras empresas y bloquear la venta de todos los dispositivos de Fitbit que incluyan tecnologías desarrolladas originariamente por sus rivales.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.