Tecnología

Coin, la tarjeta electrónica para gobernarlas a todas

Escrito por Elías Notario

¿Cansado de llevar tropecientas tarjetas de crédito en la cartera? Para solucionarlo nace Coin, un dispositivo capaz de almacenar hasta ocho tarjetas en su interior y permite pagar con cualquiera de ellas a voluntad

Códigos QR, NFC, Square, Google Wallet… son algunas de las tecnologías y servicios que pretenden simplificar la acción de realizar pagos en el mundo físico, el digital o en ambos. Unos están cosechando mejores resultados que otros, pero la realidad es que ninguno ha logrado desplazar a las tarjetas. Estas siguen presentes en las carteras de millones y millones de personas, y la mayoría llevamos varias encima. Todo un engorro, que Coin soluciona.

¿Y qué es Coin? Pues un dispositivo electrónico con forma de tarjeta (aproximadamente 80,5x54x0,84 mm) capaz de almacenar “digitalmente” hasta ocho tarjetas de crédito o débito físicas. O dicho de otra forma, permite agrupar hasta ocho tarjetas para poder utilizar cualquiera de ellas sin llevarlas encima cuando vayamos a pagar.

El funcionamiento es muy simple. Imaginemos que Mengano ha “cargado” en su Coin las tres tarjetas de los tres bancos con los que trabaja y al terminar de comer en un restaurante quiere pagar mediante una de ellas. Concretamente desea usar la del Sabadell, así que saca el Coin y pulsa el botón que incorpora para navegar entre las tarjetas cargadas hasta que aparece en la pequeña pantalla del dispositivo la del banco catalán. Listo, sólo falta que el camarero la pase por el lector de tarjetas del establecimiento y pago realizado.

La pregunta obvia que falta por responder es cómo se guardan tarjetas en Coin. Para ello el invento viene acompañado de un lector de cinta magnética que se conecta al puerto jack del smartphone. Una vez enganchado, hay que pasar por él las tarjetas que se quieran guardar, las cuales se van almacenando en la app de Coin y de ahí la información se transfiere a la tarjeta Coin por Bluetooth.

 

Los problemas

Hasta aquí, suena genial. Sin embargo hay cuatro cosas claras que pueden hacer que fracase: una, su dependencia extrema del smartphone. Dos, tiene fecha de caducidad corta. Tres, no soporta tarjetas con chip EMV. Cuatro, su precio.

En cuanto a lo primero, resulta que como medida de seguridad Coin está en comunicación permanente por Bluetooth con el smartphone que si se pierde durante un periodo de tiempo configurado previamente por el usuario en la app de Coin provoca su desactivación automática. Es decir, que si no hay smartphone cerca, cargado y con el Bluetooth activado, Coin pierde toda su utilidad en minutos.

Por otro lado, sobre el resto de factores negativos que decíamos, tenemos que Coin funciona gracias a una batería que a los dos años muere y con ella el dispositivo; que no soporta las tarjetas que incorporan tecnología CHIP & PIN, justo la que usan las de muchos bancos (en España las de todos por ejemplo); y que cuesta 100 dólares, un precio elevado si tenemos presente que fallece a los dos años y realmente lo único que ofrece es más comodidad al evitar tener que cargar con varias tarjetas.

Si aún con todo esto sigues interesado, puedes solicitar de forma anticipada un Coin ya mismo por la mitad del precio al que saldrá al mercado. Eso sí, no lo recibirás hasta el verano de 2014.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com