Tecnología

Coder, la solución libre de Google para convertir Raspberry Pi en un entorno de desarrollo web

Escrito por Elías Notario

Trabajadores de Google acaban de lanzar Code, un paquete de software libre que permite convertir de forma fácil el Raspberry Pi en un servidor básico con un entorno de desarrollo web.

Imaginemos que eres dueño de un Raspberry Pi, uno de los ordenadores libres de placa reducida y bajo coste más populares junto a Arduino, y quieres convertirlo en una plataforma de desarrollo de aplicaciones web. Podrías hacerlo, siempre que tuvieras los conocimientos necesarios. Para facilitar las cosas llega Coder, un paquete de software libre creado por trabajadores de Google que transforma Raspberry Pi en un servidor básico con un entorno de desarrollo web.

Según la página del propio proyecto, “Coder es un proyecto gratuito y de código abierto que convierte un Raspberry Pi en una plataforma sencilla que los educadores y los padres pueden utilizar para enseñar los fundamentos de la programación web. Nuevos programadores pueden crear pequeños proyectos en HTML, CSS y JavaScript, directamente desde el navegador web”.

¿Qué puedo hacer con Coder?

Crear y probar aplicaciones web basadas en la combinación de HTML, CSS y JavaScript de manera simple. Una vez instalado en el Raspberry Pi, Coder lo dota con varias herramientas destinadas a tal fin, las cuales corren sobre el navegador web (imaginamos que en el de Google, Chrome).

Por un lado proporcionan un editor de código que soporta los tres lenguajes desde el que se puede acceder rápido a todos los archivos HTML, CSS y JavaScript que componen X aplicación.

Por el otro permite ver las aplicaciones en funcionamiento dentro del navegador, guardarlas, gestionar archivos multimedia, darles nombre y autor o exportar todos los archivos que forman determinada aplicación para compartirlos.

¿Qué necesito?

Un Raspberry Pi funcional y una tarjeta de memoria de 4 GB o más. Una vez con eso, instalar y configurar Code no debería llevar más de 10 minutos.

Sólo hay que conectar la tarjeta al ordenador, descargar Code en ella, descomprimir el paquete y ejecutar el instalador que proporcionan. Hecho eso se mete la tarjeta SD en el Raspberry Pi, que debe estar conectado a una red local. Listo, al visitar “coder.local” en Chrome desde el propio Pi o cualquier otro ordenador conectado a la misma red saldrá la página de inicio de Code que da acceso a todos los proyectos creados y las opciones y herramientas para crear nuevos.

Esto si se es usuario de Mac. Los usuarios de Windows tendrán que instalar también Bonjour Print Services de Apple.

Un proyecto con futuro

Aunque como hemos visto Code no es una solución de desarrollo web avanzado, el proyecto sigue siendo interesante y tiene futuro.

El binomio Code+Raspberry Pi proporciona lo necesario para crear de manera fácil y barata un entorno de desarrollo aislado, ideal no sólo para que la comunidad lectiva pueda extender la enseñanza de los fundamentos de la programación web. También le vendrá muy bien a los programadores que quieran experimentar con nuevas ideas.

Además, y esto es lo más interesante, hablamos de un proyecto libre que cuenta con el apoyo de Google. Lo primero significa que cualquiera puede descargarse el código y modificarlo así que es probable que en poco tiempo veamos aparecer nuevas versiones de Code más completas. Lo segundo, el apoyo de Google, le asegura repercusión y recursos de todo tipo.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com