Tecnología

Cloud y Big Data sostienen el latido del gasto TIC en España

Con unas perspectivas en plano, el sector tecnológico se encomienda a la nube, la analítica de datos, el desarrollo ágil y la ciberseguridad para compensar el descalabro del hardware y la inmadurez de la inteligencia artificial.

En España, el gasto en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones se mantiene plano, con una caída del 0,1% en el actual curso y con una variación del 0,0% prevista para el final de la presente década. Se trata de un dato aparentemente negativo -máxime en un contexto de recuperación económica generalizada, con Francia o Reino Unido creciendo un 1% o Alemania haciendo lo propio en un 1,4% para dentro de tres cursos- pero que demuestra la “consolidación y concentración” de la industria tecnológica en nuestro país, al menos a juicio de la firma de análisis IDC.

Y es que, en opinión de Juan García Morgado, director de análisis y consultoría de IDC, este resultado que esconde dos fenómenos paralelos igualmente relevantes. Por un lado, cloud computing (+25,3% en IaaS, +31,7% en PaaS y +18% en SaaS de cara a final de la década) y Big Data (+20,4%) son las dos grandes tendencias que impulsarán el gasto TIC en nuestro país. Por otro, el hardware mantiene su tendencia a la baja (especialmente en el segmento móvil, donde se experimenta una caída del 7,8% debido a la “saturación” de este mercado), con un declive del 0,4% global, tanto a nivel interanual como en la proyección de cara a 2020. A su vez, servicios (+0,2%) y software (+0,4%) también presentan números verdes, aunque quedan algo tapados respecto al enorme despegue de la nube como paradigma definitivo de las TIC en estos días.

¿9 de cada 10 empresas españolas ya abordan la transformación digital? 

Esta coexistencia de tendencias y experiencias en los distintos segmentos responden al complejo, cambiante, disruptivo y desconocido contexto en que nos -para bien o para mal- nos movemos actualmente. Un entorno donde la agilidad se ha convertido en la principal necesidad de las compañías a la hora de plantar cara no sólo a las demandas de sus clientes, sino a los movimientos de sus rivales naturales y nuevos competidores digitales. Según Morgado, el 45% de los CIO apostarán por desarrollos ágiles de tecnologías (DevOps) entre este y el próximo curso, siguiendo la estela de grandes compañías como BBVA, Caixabank, Amazon o Nestlé; pero también de startups como Cabify o Glovo. De nuevo, esta agilidad nos devuelve a ese impulso a la nube, pero también al crecimiento destacable de las API como forma de interconectar rápidamente distintos servicios y aplicaciones, tanto hacia dentro como fuera de las compañías.

Una agilidad que, no obstante, debe ir acompañada siempre de una correcta estrategia de ciberseguridad. Desde IDC aseguran que la tendencia al alza de los ciberataques va a continuar en los próximos años, e incluso incrementará su ritmo. Según Laura Castillo, analista de investigación de IDC, el 70% de las grandes compañías a escala mundial habrá sufrido al menos un ataque informático antes de 2019; algo “inevitable y que debe ser asumido por las organizaciones”. La falta de visibilidad sobre el estado TIC de la empresa, la complejidad creciente de la arquitectura corporativa y la ausencia de talento adecuado son los principales retos a superar en este terreno, de acuerdo a esta experta.

Thomas Meyer (IDC): “La AI estará integrada en el 40% de las iniciativas digitales en 2019”

Clave en materia de seguridad, pero también en muchas otras áreas, será la inteligencia artificial. En base a las estimaciones de IDC, el 40% de las iniciativas digitales que se pongan en marcha hasta 2020 estarán basadas en capacidades cognitivas, IA y robótica. Un segmento “todavía en fase muy inicial en España”, como reconoce Castillo ya que “apenas el 8% están usando estas tecnologías de inteligencia artificial de forma plena en sus procesos de negocio“. Un mercado poco maduro, la falta de conocimientos y la ausencia de aplicaciones concretas que trasladar a los equipos operativos son las barreras a superar para ver la explosión de este segmento TIC en los próximos cursos, añaden desde la consultora.

Como telón de fondo a todas estas tendencias del mercado nos encontramos con la transformación digital y el auge de la economía digital. No en vano, el crecimiento de ingresos procedentes de productos y servicios relacionados con datos será el doble que el del resto de soluciones del catálogo empresarial. Siempre definiendo las aplicaciones comerciales con claridad. “Las compañías que no sean capaces de definir casos de uso, no serán capaces de monetizar su transformación digital”, concluye el analista de IDC.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.