Tecnología

Claves del libro de Donald Trump que revelan cómo piensa

trump libro claves
Escrito por Ana Muñoz

¿Quieres saber cómo piensa realmente Donald Trump? Sólo tienes que echar un vistazo a The Art of the Deal (El arte de la negociación), el libro escrito por él.

Cuando Donald Trump anunció su candidatura a presidente de EEUU en junio de 2015, declaró que el mundo necesitada un líder que hubiera escrito The Art of the Deal. Obviamente, se estaba refiriendo a sí mismo.

Y es que Trump es dueño de un estilo y una imagen cautivante (para bien o para mal), que complementa con un discurso incendiario, sin temor a caer en ofensas o en verdades políticamente incorrectas. Desde el veto migratorio a EEUU a los halagos públicos a dictadores como Saddam Hussein y Kim Jong-un.

El Reloj del Apocalipsis se adelanta, ¿Será culpa de Trump?

Sea como fuere, el libro muestra cómo llegó al éxito como inversor inmobiliario en las décadas de los 70 y 80. Esta “obra” es un mantra neoliberal en el que el magnate es capaz de compararse con artistas muy alejados de él ideológicamente, como Pablo Picasso.

Pero es que en el cerebro del actual presidente de EEUU es capaz de mezclarse todo, a pesar de que suene con cierta coherencia. En sus páginas desarrolla cómo los negocios son, al fin y al cabo, un arte.

De hecho, en este libro se revelan 8 claves que muestran cómo es realmente Donald Trump.

Os dejamos con ellos.

8. Su gran influencia: su padre

fred donald trump

Trump retrata a su padre, Fred, como una persona dura con la que era difícil llevarse bien. El presidente de EEUU comenzó en el mundo de los negocios trabajando con su progenitor, a los 22 años, y pronto pasó de construir viviendas en Queens y Brooklyn a apartamentos de lujo en Manhattan. “Siempre me interesaron los grandes negocios, y por eso creo que yo era el favorito de mi padre. Fred me enseño la importancia de ser duro y eficiente en los negocios, mientras que Mary, mi madre, me enseñó a confiar en mi instinto”, explica.

7. Siempre que se pueda, es preferible trabajar con la familia

ivanka donald trump

Trump tiene tres hijos mayores (Don Jr., Eric e Ivanka). La última de esta lista está casada con Jared Kushner, uno de sus asesores en la Casa Blanca…y no es una cuestión baladí. De hecho, en The Art of the Deal, explica que, siempre que se pueda, es preferible trabajar con la familia. En uno de los capítulos del libro, el presidente de EEUU habla de lo bien que trabajó con su hermano durante los 80, ya que no hay confianza mayor que la que tienes con alguien de tu entorno. De hecho, cuando cerró uno de sus acuerdos en Atlantic City, puso a su mujer, Ivana, como directora del Trump Castle Casino, a pesar de que podría haber contratado a un directivo más experimentado. Señala que esto aporta rapidez burocrática, ya que pueden preguntarle las cosas directamente.

6. Aprendió a ser una constante en la esfera pública gracias a Roy Cohn

roy cohn donald trump

Después de su graduación, Trump se mudó a Manhattan para comenzar su andadura en el mundo de los negocios. Allí conoció a Roy Cohn, un abogado muy conocido de la década de los 50, que se convirtió en su mentor. Él era una especie de celebrity de clase alta de Nueva York, que siempre se rodeaba de gente influyente. Una de las veces le pidió consejo porque el departamento de Justicia de EEUU le perseguía a él y a su padre por quebrantar las leyes de vivienda del país. Cuando le preguntó qué opinaba sobre el tema, Cohn le dijo: “Creo que lo que deberías hacer es decirles que se vayan al infierno”. Y entonces le contrató para luchar contra ellos. Como era evidente, nunca reconocieron su culpa. Trump ha dicho en varias ocasiones que siempre admiró su forma de pensar y su lealtad.

5. Trump es implacable

trump luchar

Un punto clave de la forma de ser de Trump es que nunca se retira de una pelea si considera que es importante. De acuerdo con El arte de la negociación, el presidente sabe que esto puede ser considerado de imprudente, pero prefiere luchar por ello.

4. Tiene obsesión con la prensa

donald-trump-persona-ano-2016-time

Todas las estrategias de Trump para manipular a los medios de comunicación se encuentran en El arte de la negociación. El presidente de EEUU señala que no le gusta contestar siempre a las mismas preguntas de los periodistas sobre su vida personal, pero le encanta el “circo” que se monta a su alrededor. De hecho, a pesar de que haya estado en guerra con el New York Times durante los últimos años, explica que el poder de este periódico es “asombroso”. Tampoco hay que olvidar que Trump es conocido por escribir cartas a sus críticos. “La gente me dice que no debo contestarles pero, tal y como yo lo veo, si ellos opinan sobre mi trabajo, ¿Por qué no puedo yo opinar sobre el suyo?”, explica en el libro.

3. Controversia y drama

trump exagerar

Trump sabe lo que la gente quiere ver o leer, y sabe cómo modificar la verdad en su favor. “Hago realidad las fantasías de la mayoría. La gente no suele pensar a lo grande en cosas relacionadas con ellos mismos, pero les encanta pensar así de los demás. Por eso una pequeña hipérbole de vez en cuando nunca hace daño”, explica. Y es que es de los que opina que lo importante es que hablen de ti, aunque sea mal.

2. Batallas instructivas con Ed Koch

ed koch donald trump

Durante la década de los 80, tuvo varios enfrentamientos con Ed Koch, el antiguo alcalde de NY. Trump calificó al político como un “matón”, y explica en el libro que “los matones pueden ser muy duros en público, pero en realidad son débiles en privado”. De hecho, aprendió una gran lección de esta lucha: “Puedes contribuir a la campaña de un político, mostrarle tu afecto y ser amable, pero probablemente no consigas nada. Eso sí, cuando hablas de darle mala prensa en un tabloide sensacionalista, la mayoría de los políticos harán lo posible para que eso no ocurra. Y es que esto se traduce en pérdida de votos”.

1. Su mayor victoria: Renovar Wollman Rink

wollman rink trump

Puede que renovar una pista de hielo parezca una minucia en la carrera de Trump. Sin embargo, fue una de las claves de su campaña cuando se presentó a las elecciones el año pasado. En 1980 se cerró Wollman Rink por renovaciones, pero nunca más se supo hasta que Trump se hizo cargo de la reforma. “Fue simple, un drama accesible que se solucionó gracias a une empresa privada y que demostró la incompetencia de las instituciones públicas.”, explica.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.