Tecnología

Clausurada la 1ª edición de la Smart China Expo

Escrito por Marcos Merino

Las grandes compañías presentes en este foro han anunciado más de 500 acuerdos para realizar inversiones conjuntas en Big Data e industrias relacionadas por valor de de casi 90.000 millones de dólares.

Hoy se clausura la primera edición de la Smart China Expo (SCE 2018), que desde su inauguración el pasado jueves ha sido el marco de numerosos anuncios de colaboración (e inversiones conjuntas por valor de casi 90.000 millones de dólares) entre gigantes tecnológicos chinos como Alibaba, Tencent y Qualcomm.

Han Zheng, viceprimer ministro de China, anunció durante la citada inauguración que la ciudad china de Chongqing -aspirante al liderato de la industria del Big Data en su país- se convertirá desde ahora en la sede permanente del evento. El objetivo es que se constituya en foro de reunión anual de los pioneros del sector y permita así “respaldar el desarrollo de la comunidad local y la industria tecnológica regional”.

Estas ciudades chinas tienen el mismo PIB (o más) que muchos países

Tras las palabras de Han Zheng, tuvo lugar un debate entre once destacados empresarios, académicos y expertos del sector tecnológico centrado en sus respectivas visiones acerca del concepto de ‘futuro inteligente’. En palabras de Jack Ma, presidente de Alibaba, “esta nueva revolución tecnológica traerá cambios más allá de nuestra imaginación; durante los próximos 30 años, las tecnologías inteligentes se incorporarán en todos los aspectos de nuestras vidas y remodelarán las industrias tradicionales, incluidas la fabricación, la educación y los servicios médicos. El futuro pertenece a aquellos que pueden aprovechar el inmenso poder de las TI y las tecnologías inteligentes”.

Al debate le siguió una ceremonia de firma de 501 grandes acuerdos de inversión por un total de 612 mil millones de yuanes (88.700 millones de dólares) destinados a impulsar tres sectores principales: fabricación y logística inteligente, servicios inteligentes y tecnología de la información de próxima generación (Internet de las Cosas, automóviles autónomos, etc).

Los proyectos incluyen comunicaciones móviles por satélite de órbita terrestre baja, robots de servicio y centros Big Data que acelerarán la economía digital de Chongqing, una base de producción de vehículos a base de nuevas energías (NEV) y proyectos de baterías eléctricas y de automóviles vinculados a Internet que ayudarán a la ciudad a mejorar su cadena de suministro para la producción de automóviles.

 

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.