Drones Tecnología

Científicos desarrollan un sistema mejorado de control y aterrizaje para drones

drone
Escrito por Mihaela Marín

Un grupo de investigadores proponen una tecnología que podría solucionar los problemas de pérdida de GPS de los drones. El sistema les permite controlar la estabilidad durante el vuelo y elegir automáticamente la zona más segura de aterrizaje.

El tema de los vehículos aéreos no tripulados está rodeado por un halo de confusión legal por muchas razones. Una de estas tiene que ver con la protección de la integridad física de las personas. Dicho de otra forma, preocupa mucho que una máquina voladora de este tipo pierda el control y llegue a hacer daño a cualquiera que se encuentre en su trayectoria en ese momento.

Las situaciones de peligro que nos podríamos imaginar a partir del uso de drones pueden ser varias, pero al mismo tiempo hay expertos que intentan encontrar un forma de eliminar estas inquietudes. Esta misión se la han tomado en serio un grupo de investigadores de la Universidad de Zúrich y han desarrollado un sistema que permite a los drones recuperar la estabilidad durante el vuelo y aterrizar de manera autónoma en el momento en el que experimentan algún fallo técnico.

Uno de los errores más comunes está relacionado con la pérdida de señal GPS, con lo cual un sistema de apoyo podría ser muy importante para que el dron encuentre el equilibrio cuando se queda sin información sobre su posicionamiento.

También se puede dar el caso de que tenga que hacer un descenso forzado provocado por la pérdida de energía, situación en la que tendría que ser capaz de detectar los lugares seguros de aterrizaje y ejecutar las maniobras de forma correcta.

El sistema creado por los investigadores se ha pensado justo para evitar las consecuencias negativas de un aterrizaje forzado. La tecnología se ha probado con pequeños vehículos no tripulados, equipados con una sola cámara, sensores de aceleración y un software de visión por computador que se ejecuta en un procesador de teléfono inteligente de a bordo.

De acuerdo con el grupo de investigadores, la capacidad de estabilizar el control en situaciones de colisión está asegurada por un sistema de orientación capaz de imitar el sistema visual humano y el sentido del equilibrio.

Estos explican que en el momento en el que el dron detecta una situación de fallo o cualquier otro obstáculo que pueda venir del exterior, el sistema de visión artificial analiza las imágenes para alinearse automáticamente a los distintos puntos de referencia del entorno, en lugar de desviarse: “Nuestro sistema funciona de manera similar a un equilibrista sobre la cuerda floja. Cuando te estás balanceando en una cuerda, te fijas en algunos puntos estáticos del entorno y en función de eso cambias el peso para restablecer el equilibrio”, explica Matthias Faessler, uno de los autores del proyecto.

Por último, el mismo software le permite construir un mapa 3D del entorno que se utiliza para agrupar los sitios de aterrizaje en función del nivel de riesgo, con lo cual, en caso de algún fallo técnico, el dron usará la información para elegir la zona más segura sin alguna intervención por parte de su propietario.

 

 

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.