Ciberpolicía en Irán: proteger y controlar

iran ciberpoliciaIrán ha lanzado su ciberpolicía, una unidad que prestará atención a los delitos informáticos y que también estará destinada a vigilar la actividad de las redes sociales, después de los disturbios generados tras las elecciones de 2009, alimentados desde la red. Este nuevo cuerpo también tratará de evitar ataques como los del gusano Stuxnet, que afectó a las instalaciones nucleares del país.

El nuevo cuerpo dedicado a luchar contra los delitos informáticos de Irán ya está operativo en la capital del país, Teherán. Pronto se espera que se extienda al conjunto de la república islámica, con lo que cada comisaría contará con su propia unidad.

La ciberpolicía está destinada a combatir los delitos informáticos y a vigilar la actividad de los usuarios en Internet. Irán trata, por un lado, de evitar ataques similares al del gusano Stuxnet, que se infiltró en los sistemas informáticos y afectó a las instalaciones nucleares del país, así como a una central eléctrica.

Aunque este cuerpo especial también tendrá el foco puesto en las redes sociales, después de que tras las pasadas elecciones de 2009 la red se llenara de protestas que desembocaron en revueltas, donde llegó a haber varias decenas de muertos. Con estos antecedentes, parece lógico que la creación de una ciberpolicía se oriente a controlar este tipo de movimientos.

“A través de las redes sociales en nuestro país, los grupos antirrevolucionarios y disidentes toman contacto entre sí y con países extranjeros e impulsan disturbios”, comentó el jefe de policía Esmaeil Ahmadi Moghaddam, según recoge AFP.

¿Qué delitos persigue la ciberpolicía?

Al igual que Irán, existen otros países con unidades policiales dedicadas a rastrear Internet en busca de posibles delitos. Estados Unidos o España tienen sus propias unidades, que tratan de destapar fraudes, cerrar sitios de pornografía infantil o luchar contra la piratería.

En concreto, la actividad de la Brigada de Investigación Tecnológica en España ha descubierto delitos como el de una página web que ofrecía intereses desmesurados y estafó 15 millones de euros, tráfico de medicamentos por Internet o fraude por envío de cheques desde el extranjero.

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top