Ciberespionaje de EE UU: Twitter, Facebook, Google y otros cara a cara con Obama

espionaje

Desde que hace unos meses el extécnico de la Agencia de Seguridad Nacional (o NSA) Edward Snowden destapara los programas de ciberespionaje y monitorización masiva del Gobierno de los EE UU las grandes empresas tecnológicas del país han emprendido varias acciones para exigir reformas en las leyes que regulan dichas prácticas. Lo han hecho de diferentes formas y a todas las anteriores acaba de sumarse otra en las últimas horas: un cara a cara entre ellas y el actual presidente de los Estados Unidos.

En concreto, la reunión tuvo lugar ayer en el salón Roosevelt de la Casa Blanca. Por el lado del Gobierno estaba Barack Obama, el mentado presidente, y Joe Biden, vicepresidente de EE UU. Por el del sector privado, entre otros, Dick Costolo, CEO de Twitter, Sheryl Sandberg, directora de Operaciones de Facebook, Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google, Tim Cook, CEO de Apple, o Brad Smith, vicepresidente ejecutivo de Asuntos Legales y Corporativos de Microsoft.

En cuanto a lo que unos y otros se dijeron, según el escueto comunicado publicado por la Casa Blanca sobre el encuentro, Obama les dejó claro que “cree en un Internet abierto, libre e innovador”, que “escuchó las preocupaciones y recomendaciones del grupo”, y que “tendrán en cuentas sus aportaciones, así como las de otros actores externos mientras finalizamos nuestro análisis de los programas de inteligencia”.

Por su parte, los representantes de las principales compañías estadounidenses de tecnología presentes en la reunión compartieron directamente con Obama y Biden “los principios en materia de vigilancia del Gobierno que publicamos la semana pasada” y le instaron “a moverse agresivamente hacia una reforma”, según otro comunicado conjunto publicado por las empresas tras la reunión.

Por último, a parte de los temas relacionados con la seguridad nacional y el ciberespionaje, el encuentro sirvió también para discutir “los problemas de rendimiento y capacidad” de la web Healthcare.gov, página creada por la administración Obama con el objetivo de controlar los nuevos seguros médicos de la reforma sanitaria que sufrió fallos técnicos graves después de ser lanzada el pasado mes de octubre.

A este particular, el presidente de los EE UU expresó que su intención es mejorar la forma en que el Gobierno utiliza las tecnologías para “maximizar la innovación, la eficiencia y el servicio al cliente”, “alentó a los directores generales a continuar compartiendo sus ideas sobre la manera de hacerlo” y anunció que Kurt DelBene, exdirectivo de Microsoft, pasa a ser el asesor principal de la secretaria de salud Kathleen Sebelius que dirigirá los esfuerzos en curso para mejorar Healthcare.gov.

Resumiendo, otra vuelta de tuerca más de los pesos pesados de la tecnología al Gobierno de EE UU como consecuencia de las filtraciones de Snowden en relación a las prácticas gubernamentales de ciberespionaje y monitorización masiva, que creen deben reformarse porque chocan con la libertad de expresión y la privacidad de los usuarios.

¿Verán las compañías incluidos en las reformas sus principios en materia de vigilancia? Seguramente, o al menos alguno de ellos, porque son una de las piezas clave de la economía de EE UU, con lo que el Ejecutivo no se puede permitir dejarles de lado, y además parece que la relación entre unos y otros es buena. Es lo que se desprende del tono relajado en el que transcurrió la reunión durante la que incluso tuvieron tiempo de bromear: Obama le preguntó a Reed Hastings, CEO de Netflix, si había llevado algún anticipo de la segunda temporada de la serie de televisión House of Cards que producen, en la que Kevin Spacey interpreta a un político demócrata capaz de todo para lograr subir puestos en la Administración. Hastings le respondió que no y le propuso que hiciera un cameo.

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com

Contenidos Relacionados

Top