Tecnología

Chromecast ya disponible en España, ¿merece la pena comprarlo?

chromecast-dongle-theverge-1_1020_large_verge_medium_landscape
Escrito por Elías Notario

Unos ocho meses después de que Google lanzara el dispositivo Chromecast en EE.UU ahora por fin han arrancado su comercialización en España, una buena noticia ante la que surge la pregunta de si merece la pena comprarlo o no.

Ahora sí, unos ochos meses después de que Google presentara el dispositivo Chromecast en EE.UU, los del buscador al fin han arrancado su comercialización oficial en España -junto a varios nuevos países más-, una buena noticia, porque, aunque antes de hoy ya era posible hacerse con él fuera de Estados Unidos, terminaba saliendo más caro de lo normal a causa de las tasas de aduanas y demás factores.

En concreto, a partir de ya es posible adquirir un Chromecast, que, recordemos, se trata de un dispositivo que permite reproducir contenidos multimedia desde tabletas, smartphones y ordenadores en la televisión a través de él, y lo podemos hacer bien vía Google Play o cadenas como Fnac y Media Mark por 35 euros la unidad (que en el caso de Google Play deberíamos recibir en casa en poco días).

O sea, que, dicho de otra forma, el adquirir un Chromecast en España acaba de volverse algo sencillo, ante lo que surge la pregunta que muchos os estaréis haciendo: ¿merece la pena comprarlo? Pues, como casi siempre, depende, porque hay pros y contras que cada cual tendrá que valorar y os resumimos a continuación.

En el lado de los pros, el primero y más evidente es su precio, sólo 35 euros, una cantidad bastante inferior a la que tienen otras soluciones del mercado parecidas. El segundo: su simplicidad de instalación (con cuatro pasos que cualquiera puede seguir lo tendréis funcionando) y también la de uso (no hay complejos menús contextuales ni nada parecido, lo que sí hay es simplicidad al máximo a todos los niveles). Y el tercero la posibilidad de compartir lo que tengamos abierto en una ventana del navegador Chrome ejecutado en el ordenador.

En el lado de los contras, existen varios pero, sobre todo, uno: la poca funcionalidad. Y es que, de momento, Chromecast sólo permite “enviar al televisor” desde smartphones y tabletas música y vídeos de los propios servicios de Google (a saber, Google Play Music, Google Play Movies & TV y YouTube), de otros de terceros no disponibles en España (Netflix por ejemplo), tiene un catálogo de aplicaciones aún muy reducido y no trae opción integrada de reproducción de archivos locales (a pesar de ello, en Android es posible gracias a la app AllCast, y Chromecast también soporta Plex, lo que significa que desde Android se puede reproducir lo que se quiera usando lo primero y desde iOS, Android o el PC los contenidos multimedia propios gestionados con lo segundo, sin embargo, las experiencias utilizando estas fórmulas dejan que desear).

Y así están las cosas respecto a Chromecast. Por 35€ lo que ofrece no está mal, aunque, como hemos visto, todavía le falta camino por recorrer, por lo que si ya dispones de algún set-top-box, o no, pero no te urge, casi mejor esperar unos meses, porque poco a poco irán saliendo más aplicaciones y servicios compatibles con el invento que lo harán mucho más interesante.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com