Tecnología

China recorta los impuestos a los fabricantes de semiconductores

colapso-eléctrico-de-los-chips-informáticos-en-2040

El gobierno chino lanza una exención del impuesto sobre las ganancias corporativas de hasta cinco años, a partir del uno de enero, para los fabricantes de semiconductores. Una vez cumplido ese plazo, el impuesto se cifrará en la mitad del 25% actual hasta el décimo curso.

La industria de los semiconductores, la base tecnológica que posibilita el funcionamiento de todos los dispositivos informáticos que podamos imaginar -desde smartphones hasta servidores, pasando por PCs o los futuros coches conectados- está más que convulsa. A la venta de la unidad de chips de Toshiba se une la profunda reestructuración de Intel a escala mundial o la extraordinariamente comentada (y fallida) compra a tres bandas de Qualcomm-Broadcom-NXP.

Un escenario de arenas movedizas y tanques con gran capacidad de fuego que se agita todavía más con el anuncio, por parte del gobierno chino, de que recortará de forma drástica los impuestos a los fabricantes de semiconductores locales. 

Los chips afectados por estos beneficios fiscales son muchos (prácticamente la totalidad del abanico existente) y la exención del impuesto sobre las ganancias corporativas tendrá una vigencia de hasta cinco años, a partir del uno de enero. Una vez cumplido ese plazo, el impuesto se cifrará en la mitad del 25% actual hasta el décimo curso.

Intel pierde el liderazgo de la industria de semiconductores que ostentaba ¡desde 1992!

Es la respuesta del Gigante Asiático a la creciente espiral de aranceles y medidas proteccionistas propuestas por Donald Trump y que afectarían de lleno a las exportaciones tecnológicas chinas. Pero también puede leerse este movimiento como una ofensiva a la desesperada para reducir la dependencia de ese país de semiconductores extranjeros (actualmente se importan chips por valor de 200.000 millones de dólares anuales en las fábricas de dispositivos electrónicos de China).

De hecho, y además de los recortes de impuestos (que las autoridades locales llevan planeando y ejecutando a escala mucho más pequeña desde 2012), el gobierno chino también prevé gastar alrededor de 150.000 millones de dólares en 10 años para ser líder en diseño y fabricación de chips de amplio espectro, según Bloomberg.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.