Tecnología

Censura en Internet: más de 50 bloqueos gubernamentales a la Red de Redes en 2016

Canadá considera la alta velocidad de Internet como un derecho

De 15 apagones a más de 50: la censura parece haber llegado finalmente a Internet de la mano de dictadores sin escrúpulos ni en el mundo real ni en el virtual.

Los gobiernos de todo el mundo han provocado el bloqueo de Internet en más de 50 ocasiones durante 2016, causando alteraciones graves en elecciones, limitando la libertad de expresión y trayendo de paso una desaceleración económica para el país. Así lo denuncian organizaciones sin ánimo de lucro como Access Now, que ha creado una campaña –#KeepItOn– con la que acusan directamente a estos Ejecutivos de aprovechar los cortes de conexión para violar sistemáticamente los derechos humanos.

Uno de los ejemplos más notorios de este tipo de prácticas a lo largo del pasado curso fue Etiopía, país donde se ha sufrido un constante bloqueo de las principales redes sociales y de Internet en su conjunto. Durante los repetidos apagones, denuncian las ONG, es muy complicado informar o saber lo que está sucediendo.

Uganda es otro caso palpable de esta preocupante tendencia: en febrero de 2016, la mayoría de las redes sociales fueron clausuradas por orden del presidente Museveni; lo mismo que ocurrió en diciembre en Gambia, coincidiendo con las elecciones del país. África es, de hecho, el continente que más países suma a esta penosa clasificación, ya que también encontramos distintos casos de censura digital en Chad, República Democrática del Congo, Argelia, Libia, Zimbabue, Congo-Brazzaville o Gabón. En el resto del mundo, Brasil, Corea del Nortemuy especialmente Turquía destacan en el triste listado.

En otro nivel de importancia encontramos hasta tres gobiernos de todo el mundo que prohibieron el uso de Internet o de algunos de sus principales servicios para evitar que sus estudiantes hicieran trampas durante los exámenes de acceso a la universidad u otro tipo de certificaciones y oposiciones públicas.

Todo ello arroja un alarmante presagio de cara a 2017, ya que la tendencia es claramente alcista: en todo 2015 apenas se registraron 15 apagones de Internet en todo el planeta. Con todo ello, los riesgos para la seguridad individual, la libertad de expresión o el respeto de los derechos humanos quedan especialmente tocados.

Y no sólo eso: este tipo de bloqueos tiene importantes consecuencias económicas para unas naciones que, por lo general, no son precisamente desarrollados. Según un reciente estudio del Brookings Institute, las caídas de Internet costaron a los países más de 2.400 millones de dólares en 2015; datos que sus propios autores reconocen que son conservadores ya que sólo tienen en cuenta la reducción en la actividad económica, no las pérdidas fiscales o la pérdida de confianza de inversores extranjeros.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.