Tecnología

¿Cansados ya de las Google Glass?

google-glass-monturas
Escrito por Redacción TICbeat

Un reportaje del Wall Street Journal señala que más de la mitad de los desarrolladores que trabajan en apps para las gafas, entre ellos Twitter, han dejado de hacerlo.

¿Está perdiendo fuelle el interés en las Google Glass? Según un informe del Wall Street Journal, sí. El reportaje sostiene que, pese a que las gafas conectadas del gigante de Internet todavía son un prototipo, muchos techies ya se han cansado de ellas.

Según el rotativo estadounidense, 9 de los 16 desarrolladores con los que la compañía contactó en su momento ya han dejado de trabajar en las apps que habían empezado a crear para Glass.

Entre ellos está Twitter, según una persona cercana a la red social. Hace alrededor de un mes que la plataforma del pajarito dejó de desarrollar su aplicación para Glass y decidió centrarse en las de Android Wear, un sistema operativo también de Google, pero diseñado para otro tipo de wearables, como los smartwatches.

Esta supuesta preferencia por los relojes inteligentes viene desde lejos. En 2013 una periodista encuestó a más de 400 early adopters acerca de qué dispositivo comprarían antes: si unas gafas conectadas o un reloj inteligente. Casi la mitad, el 45%, escogió el reloj, mientras que apenas un 10% se decantó por las gafas.

Los motivos de este desencanto en torno a las Glass parecen ser, fundamentalmente, tres. El primero es su elevado precio. Aún en fase de prototipo, un par de estas gafas cuesta 1.500 euros, un precio desorbitado para muchos. Los relojes inteligentes, en cambio, se mueven en torno a los 400 euros.

Otro es la estética. Acoplar un dispositivo tecnológica a la cara fue, casi desde el principio, una decisión arriesgada para muchos, que no terminar de acostumbrarse al aspecto algo ciborg que las Glass, pese a su ligereza, dan al rostro de quien las lleva. Tim Cook, director ejecutivo de Apple, dijo antes de lanzar el Apple Watch que la muñeca es un lugar mucho más natural para llevar un dispositivo tecnológico, puesto que las gafas son solo “para quien las necesita”. Según un estudio preliminar publicado en la revista de la American Medical Association, las Glass, además, podrían generar un punto ciego en la visión.

Y el tercer aspecto de las Glass que más reticencias genera es la privacidad. Desde que se supo que servirían para a sus usuarios tomar vídeos y fotos sin que quienes los rodean tuvieran por qué saberlo, comenzaron los recelos de particulares y empresas, como, por ejemplo, casinos y salas de cine que decidieron prohibir el acceso a sus recintos con ellas.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.