Tecnología

Cambios en la gestión del espectro radioeléctrico de España para impulsar el Internet de las Cosas

La CNMC pide mayor control del espectro radioeléctrico

El Gobierno promueve menos cargas administrativas y la posibilidad de que los operadores compartan sus derechos de espectro radioeléctrico para servicios de Internet de las Cosas o mejorar la futura cobertura 5G.

Facilitar el despliegue de redes de comunicación móviles 5G y la instalación de dispositivos para el Internet de las Cosas. Esa es la intención del gobierno español con el último reglamento, anunciado hoy tras el Consejo de Ministros, que pretende regular el uso del dominio público radioeléctrico.

Se trata de una normativa por la que los operadores de telecomunicaciones podrán realizar un uso más flexible y eficiente de las radiofrecuencias. Un ejemplo de ello es la mutualización: la posibilidad de que Telefónica, Orange, Vodafone, Másmóvil y los demás operadores puedan poner en común sus derechos de uso del dominio público radioeléctrico, gracias a lo cual las empresas podrán ofrecer nuevos servicios, mejorar la cobertura y dar mayores prestaciones de velocidad y calidad en sus redes.

Los cables submarinos que conectan digitalmente el mundo

El reglamento también introduce en su seno varias medidas para la eliminación de cargas administrativas, que facilitarán, entre otras, la instalación de dispositivos para el Internet de las Cosas y las futuras redes de comunicaciones móviles de 5G. De hecho, desde el Gobierno aseguran que se simplifican y acortan los procedimientos para obtener autorizaciones de uso de las frecuencias, gracias a la tipificación de proyectos tipo y el uso de declaraciones responsables; “asegurando siempre las funciones de control e inspección que garanticen que los servicios funcionen libres de interferencias y el cumplimiento estricto de los niveles de exposición radioeléctrica tolerable para que no constituyan un peligro para la salud“.

Hay que recordar que el espectro radioeléctrico de frecuencias es un recurso natural utilizado para la prestación de servicios de telecomunicaciones, tales como la radiodifusión sonora y la televisión, los servicios móviles (telefonía móvil, servicios de seguridad o transporte), servicios por satélite (televisión por satélite, GPS) y también para la investigación espacial, la defensa nacional y servicios de emergencias, además de un elevado número de aplicaciones industriales y domésticas tales como los telemandos y numerosos sistemas inalámbricos (teléfonos portátiles, WiFi, etc.).

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Abel

    ¿Dónde está la noticia?