Tecnología

Calligraphr convierte las escrituras manuales en fuentes tipográficas

caligraphr-tipografia
Escrito por Ana Muñoz

Amantes del lápiz y el papel, tenemos buenas noticias. Se acaba de presentar Caligraphr, una plataforma que convierte las escrituras manuales en fuentes tipográficas.

Muchos usuarios aún no han encontrado esa tipografía que les apasione. Y es que, a pesar de que existen miles de opciones en la Red, son muchos los que prefieren crear la suya propia.

Para dar solución a este problema nace Caligraphr, una herramienta que permite convertir las escrituras manuales en fuentes tipográficas.

Éste es un servicio freemium, por lo que las características que queramos incorporar a nuestra letra personalizada dependerán de si contamos con una cuenta gratuita o una Pro.

caligraphr

Para poder utilizar Caligraphr, lo primero que tendremos que hacer es crearnos una cuenta de usuario. Para ello sólo tendremos que rellenar un formulario y verificar el enlace que nos llegará a nuestro e-mail.

A continuación, crearemos una plantilla. Después, tendremos que imprimirla y rellenarla. Una vez hayamos hecho esto, utilizaremos un escáner, una cámara digital o un smartphone para capturar la plantilla que hemos rellenado y subirla a la plataforma para generar una tipografía. Para ello tendremos que contar con unas condiciones de luz adecuadas, ya que si no Caligraphr no reconocerá la fuente.

¿Cuál es la tipografía más legible para tu sitio web?

En cuanto a las nociones más técnicas, la plataforma nos permitirá elegir el tipo de espacio entre letras, el tamaño, así como el espacio entre palabras. Una vez realizados todos estos pasos, ya sólo nos quedará darle a Aceptar…¡Et voilà! Tipografía creada.

Si eres diseñador gráfico o, simplemente, quieres crear una nueva fuente partiendo de una escritura manual, quizás prefieras utilizar la versión Pro de Caligraphr. Eso sí, hemos de decirte que no ofrece ningún sistema de suscripciones, por lo que tendrás que realizar los pagos mes a mes (6,90 dólares).

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.