Tecnología

Cae un 30% la inversión en startups tecnológicas dedicadas a la agricultura

El fenómeno de los drones provoca el descenso de la inversión en startups tecnológicas para agricultura, pese al incremento del 150% de la inversión en biotecnología.

Decae el interés de los inversores en la confluencia de tecnología y agricultura que encarnan miles de startups en todo el mundo. Así lo asegura un informe recién publicado por AgFunder en el que se recoge una caída del 30% en las inversiones globales en este segmento. Pese a ello, se trata de la segunda mejor cifra de inversión de la serie histórica, con 3.230 millones de dólares dedicados a financiar estas actividades.

La inversión fue inusualmente lenta en el cuarto trimestre del año, uno de los más fuertes en anteriores ejercicios, debido -como no- a la incertidumbre política en Estados Unidos y Europa. No obstante, 2016 culmina como el curso con más operaciones de inversión cerradas, 580 para ser exactos, un 10% más que el año anterior.

El lastre en este sentido lo han protagonizado las startups de drones y robótica, la bioenergía y los negocios de comercio electrónico de alimentos, mientras que la biotecnología de cultivos y las herramientas de gestión agrícola experimentaron un repunte notable el pasado 2016.

A pesar de la tendencia bajista, el segmento del comercio online de alimentos sigue siendo el que más dinero atrae, con 1.290 millones recaudados el pasado curso. La china Yiguo.com fue, además, la que más capital ingresó con 200 millones de dólares procedentes del gigante Alibaba y del fondo de capital privado KKR.

A su vez, la biotecnología es el campo (nunca mejor dicho) en que se experimentó un crecimiento más sobresaliente, con un porcentaje de incremento interanual que rozó el 150% respecto a 2015. Un total de 719 millones de dólares, liderados por Indigo, fue la inversión que logró captar esta parte de la industria. Como referencia, Indigo es una startup especializada en desarrollar soluciones microbianas que ayuden a proteger mejor los cultivos sin necesidad de utilizar fertilizantes u otros productos artificiales.

Imagen apertura: Grupo de Investigación IMAPING, (Instituto de Agricultura Sostenible-CSIC-Córdoba, liderado por la Dra. Francisca López Granados)

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.