Tecnología

Cadillac, un toque de clase para los vehículos semiautónomos

CadillacSuperCruise01-medium
Escrito por Rafael Claudín

General Motors anuncia la disponibilidad de modelos de Cadillac con tecnología de conducción autónoma para el año 2017.

El futuro de los coches que se conducen solos es cada vez más brillante y más real. Dado que la legislación vigente en países como Estados Unidos ya ha empezado a reformarse para incluir la posibilidad de llevar vehículos en las calles y carreteras convencionales, los fabricantes de coches tienen la puerta abierta para viabilizar, literalmente, este tipo de coches.

General Motors ha anunciado a través de su CEO Mary Barra que a partir de 2017 la compañía comercializará modelos de Cadillac que incorporarán la tecnología Super Cruise, creada por la compañía y que ya ha llegado a su siguiente fase de desarrollo, lo que incluye no sólo pruebas de campo sino vehículos comerciales.

No estamos todavía en el momento en el que los coches vayan completamente solos, al estilo de los taxis y coches que hemos visto en multitud de películas de ciencia ficción. Super Cruise, en concreto, ofrece una conducción semiautónoma, que permite, por ejemplo, olvidarse del volante una vez estás siguiendo las líneas del carril, además de proporcionar cierto control sobre el freno y la velocidad “bajo determinadas circunstancias”, como indica la noticia de General Motors.

Conducción semiautónoma y segura

La tecnología se sirve de una serie de sensores ultrasónicos, cámaras, GPS y radar para lograr la magia de la conducción sin manos. La idea no es sustituir completamente al conductor, sino proporcionarle una conducción más sencilla y placentera. Aunque la tecnología, de hecho, permitiría evitar obstáculos, no es probable que se incorpore esta característica, probablemente por cuestiones legales y de seguro, como señala Engadget.

La compañía, así, insiste en la seguridad. John Capp, director de Global Active Safety Electronics and Innovation de General Motors, comenta que “Super Cruise ha sido diseñado para proporcionar la capacidad de conducir sin manos cuando el sistema determina que es seguro hacerlo. Antes de introducir esta capacidad en un vehículo de producción, debemos pasar el sistema por rigurosas pruebas y refinamiento tecnológico”.

Otra de las grandes novedades de los Cadillacs del 2017 será la incorporación del sistema V2V, en concreto en el modelo Cadillac CTS. V2V (vehicule to vehicule), desarrollada de forma conjunta por diferentes fabricantes de coches, permitirá a los coches ser conscientes de los demás vehículos que circulan en la carretera, proporcionando avisos de peligro cuando la situación lo requiera.

Para que el sistema funcione como debe, idealmente todos los coches deberían incorporarlo. Pero por algún modelo hay que empezar, y el CTS parece tan bueno como cualquier otro. Quizá haya que echarle todavía otra década, pero nos acercamos a un momento en que la tecnología podría reducir drásticamente los accidentes de coche y las muertes en carretera.

Os dejo con un vídeo de Autoblog en el que se muestra en la práctica cómo funciona la tecnología Super Cruise.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.