Cada español gastó de media unos 15 euros al año en videojuegos

Escrito por Miriam Castellanos

Según un estudio de EAE Business School, en 2012 los españoles gastaron 685 millones de euros en videojuegos. De aquí a tres años vista, este mercado crecerá un 20%, según dicho informe.

En 2012, los españoles gastaron 685 millones de euros en videojuegos, con una media nacional de 14,8 euros de gasto por habitante al año. Estos datos les sitúan en una posición medio-baja en la tabla del mercado internacional, según el estudio ‘El gasto en videojuegos en España 2012’, elaborado por el Strategic Research Center de EAE Business School.

A día de hoy, los madrileños, vascos, asturianos y catalanes son los que más gastan en videojuegos (un 23% por encima de la media), mientras que Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana son las Comunidades Autónomas que más invierten en videojuegos, aglutinando el 62% del gasto total español. Las previsiones indican que en tres años se repetirá esta tendencia.

En España, la gran mayoría (91,7%) de los videojuegos vendidos son desarrollados para videoconsolas frente al 8,3% que son para ordenador. Casi el 90% de la inversión en videojuegos se distribuye a través de tres canales principales: distribuidores de electrónica, distribuidores de música, vídeo y libros, y por último, supermercados e hipermercados.

El informe también analiza las tendencias y previsiones del mercado para los próximos tres años, y concluye que para el año 2016 ese gasto será de 824 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 20%. Comparando las cifras con el mercado global, el crecimiento se espera que ronde el 47%, con un volumen de negocio de 47.024 millones en 2016.

A nivel internacional, los 3 mayores mercados mundiales de videojuegos son Estados Unidos, Japón y Reino Unido, mientras que los que menos consumen son los chinos, belgas y holandeses. España tan solo representa el 2% del mercado total de videojuegos. Para 2016, Alemania se posicionará como uno de los principales mercados, desbancando a Reino Unido, pero España seguirá por debajo de la media.

Foto cc Wright Way Photography

 

 

Sobre el autor de este artículo

Miriam Castellanos