Empresa Tecnología

Bruselas prohíbe la venta de Telefónica O2 a Hutchison

compra o2 hutchison
Escrito por Ana Muñoz

Bruselas ha prohibido la venta de Telefónica O2 a Hutchison al considerar que provocaría una subida de precios y afectaría a la elección de los consumidores.

La decisión de esta la Comisión Europea contrasta con el anterior ejecutivo comunitario, que autorizó integraciones similares que supusieron la reducción de cuatro a tres de los operadores de red en países como Austria, Irlanda y Alemania.

El Ejecutivo europeo anunció en octubre del año pasado una investigación en profundidad de la transacción, que habría combinado O2 y Three, en manos de Hutchison. Y es que el grupo habría cerrado un acuerdo con el grupo chino para la venta de su filial por 10.250 millones de libras (casi 13.000 millones de euros).

Bruselas ha señalado que la venta de Telefónica O2 a Hutchison habría dejado sólo a dos operadores de redes móviles, Vodafone y Everything Everywhere (de BT), para competir con la entidad.

Margrethe Vestager, comisaria de Competencia, ha señalado que “permitir que Hutchison adquiera Telefónica O2 en las condiciones que proponía habría sido perjudicial para el sector y para los usuarios”.

Telefónica se une a Red Hat para acelerar la transformación digital

En el comunicado que han enviado, la Comisión Europea ha señalado que les preocupaba que se viera obstaculizada la innovación y el desarrollo de la infraestructura de red del Reino Unido. Esto supondría un problema grave, especialmente en mercados en rápida transformación.

En este sentido, también señalan que si Telefónica O2 y Hutchison se unieran, habrían sido líderes del mercado con una cuota superior al 40%. Esto implicaría que tendrían muchos menos incentivos para competir con Vodafone y EE.

Asimismo, Bruselas defiende que los precios de las comunicaciones móviles minoristas habrían sido más elevados para todos los operadores de Reino Unido.

Conscientes de estas preocupaciones, Hutchison ofreció una serie de contrapartidas, pero el Ejecutivo considera que no “resolverían los problemas estructurales creados por la perturbación de los actuales acuerdos”.

Otra de las razones que ha dado Bruselas para impedir la venta de Telefónica O2 a Hutchison es que las medidas de comportamiento suscitaron una gran incertidumbre en cuanto a su aplicación y supervisión efectivas.

Vía | Expansión

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.