Tecnología

Bruselas podría tumbar la compra en un clic de Amazon (tal y como la conocemos)

Bruselas podría tumbar la compra en un clic de Amazon

La popular compra en un clic de Amazon o plataformas similares podría ser ilegal en Europa a partir de la segunda mitad de 2019. El motivo es la reforma financiera, que extenderá la autentificación reforzada para cualquier pago electrónico.

A partir de la segunda mitad de 2019, la posibilidad de realizar una compra online en un clic, aquella tan sencilla y cómoda que solamente requiere pulsar una vez el ratón o la pantalla de tu móvil podría tener los días contados. Bruselas ultima una reforma financiera que reforzará el acceso a los datos bancarios de los usuarios y dará prioridad a la ciberseguridad sobre la experiencia de compra.

Amazon puede alterar el curso de la historia de estas 7 empresas

La semana pasada la CE hizo públicos los RTS o estándares técnicos regulatorios relativos a la nueva directiva comunitaria de servicios de pago (PSD2). Estos plantean prohibir prácticas que hasta este momento eran legales como el screen scraping, práctica que nombra el acceso a la cuenta de un usuario mediante sus credenciales personales, cedidas de forma voluntaria.

El estándar general será la autentificación reforzada para realizar pagos online, y requerirá superar dos factores de seguridad de los tres siguientes: algo que el usuario sepa -credencial-, algo que el usuario posea -dispositivo, tarjeta, etc- y algo que lo identifique -reconocimiento facial, de iris, huella dactilar, voz-. De este modo, la compra en un clic de Amazon no cumpliría dicho estándar al no pedir doble autentificación y cargar la compra directamente valiéndose de los datos bancarios almacenados en la cuenta del usuario.

De todos modos, y tal como señalan diversas fuentes financieras, la responsabilidad última de dicha autentificación ante los casos de fraude recaerá en la entidad bancaria en la que está depositada la cuenta. Las entidades están obligadas a aplicar la autentificación reforzada por ley y en caso contrario, serían las que recibirían sanción, ya que la potestad pasará de los ecommerce al banco, que tomará la decisión de forma individual. No obstante, desde Bruselas contemplan como excepción los procedimientos de autentificación menos exigentes para compras por importes menores de 30 euros, por ejemplo.

Mientras que Amazon no ha hecho declaraciones oficiales y ha preferido remitirse a los comunicados de las dos asociaciones de comercio electrónico de las que es miembro, la patronal europea Emota considera innecesaria la autentificación reforzada, argumentando que supondrá una nuevas carga para los comercios y que tendrá un impacto muy leve en el fraude, que ya de por si tiene un bajo nivel en la actualidad.

De todos modos, es posible que aparezcan hasta el momento fórmulas innovadoras de pago online que respeten la regulación de la autentificación reforzada de una manera transparente para el consumidor y manteniendo una experiencia de compra óptima.

 

Fuente | Expansión

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.