Tecnología

Bruselas pide a Facebook y WhatsApp que dejen de compartir datos de los usuarios

La UE pide a WhatsApp y a Facebook que paren de compartir datos

La cesión de datos entre WhatsApp y Facebook continúa en el ojo de huracán. Ahora, las Autoridades Europeas en materia de protección de datos han puesto el punto de mira en el cambio de la política de privacidad de la aplicación de mensajería y solicitan que frene el intercambio de información con la red social.

Mientras que WhatsApp sigue defendiéndose ante las múltiples voces que critican su nueva política de privacidad, también aumentan los organismos que vigilan de cerca la dudosa legalidad de la misma. Desde Alemania ya han prohibido la transferencia de datos de WhatsApp a Facebook, considerando esta modificación como un incumplimiento de las leyes vigentes de protección de datos. 

Ahora se abre un nuevo capítulo, ya que las autoridades europeas en esta materia han solicitado mediante carta al consejero delegado y cofundador de WhatsApp, Jan Koum, que la famosa aplicación de mensajería instantánea pare de compartir los datos de sus usuarios con Facebook, la empresa de la que forman parte desde 2014.

8 consejos para aumentar la privacidad en tu perfil de Facebook

La actualización de WhatsApp llegó a lo largo de agosto y septiembre, modificando los términos de su servicio y la política de privacidad y permitiendo que en la actualidad, los usuarios estén obligados a que la compañía sincronice sus datos con Facebook si no quieren dejar de utilizar la aplicación.

La red de Zuckerberg utiliza el número de teléfono para que las empresas inserten publicidad, registrando los números en una base de datos que de forma anónima está vinculada con las listas de clientes de los comerciantes.

WhatsApp, también en el punto de mira de la AEPD

La Agencia Estatal de Protección de Datos también se encuentra, al igual que los organismos europeos, investigando a la herramienta de mensajería por su posible violación de la ley.

El documento enviado por las instituciones europeas cuestiona aspectos de estas nuevas políticas, como la validez del consentimiento prestado por los usuarios, la eficacia de los mecanismos para que los consumidores puedan ejercer sus derechos y los efectos que puede tener sobre aquellos que no usen Facebook.

Por el momento, han solicitado toda la información disponible por ellas, como nombres, números de teléfono, direcciones de correo electrónico o direcciones postales. 

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.