Tecnología

Boeing podría fabricar aviones con impresoras 3D

BoeingEn un futuro no demasiado lejano, Boeing podrá fabricar cualquier avión sin tener que cortar ni forzar metales. La empresa se inspiraría en la impresión 3D,  una nueva forma de fabricar con dispositivo parecido a una impresora de oficina, usando una fórmula  de fusión de capas finas de metal para poder crear las partes.

Esta técnica de impresión 3D va dirigida a productos muy complejos, los que tienen que ser personalizados o los que son producidos en pequeñas cantidades. Tradicionalmente, la fabricación requiere coger un trozo de metal y convertirlo en una parte o en un objeto útil. El diseño se mantiene simple para poder reducir el tiempo y el coste. Con la impresión 3D esto cambia por completo: tanto las formas simples como las complejas suponen el mismo esfuerzo, pudiendo cambiar  la forma en la que se ha trabajado hasta ahora en el sector de la fabricación.

Según un artículo de The Financial Times, Michael Hayes, un ingeniero de diseño de Boeing, dice que se podría fabricar el ala de un avión sin cortar ni doblar el metal. Aunque la tecnología para las impresiones 3D han existido ya durante 25 años, normalmente se utilizan para hacer piezas únicas, modelos u objetos más pequeños de diseño. Boeing sería una de las muchas empresas que está buscando nuevas formas de usar la impresora 3D a gran escala para ayudar a fabricar grandes cantidades de componentes a un coste más bajo.

Esta nueva tecnología se enfrenta a varios retos: no es barato, aunque no necesita demasiados trabajadores, son necesarios trabajadores especialistas y no es capaz aún de competir con la fabricación low cost de algunas fábricas convencionales, debido a que no existen aún demasiadas impresoras. Por ahora representan un porcentaje mínimo en la industria de la fabricación.

Los nuevos escáneres permite realizar copias ‘on demand’ según las necesidades del fabricante y se pueden instalar en cualquier entorno, siendo una ventaja para pequeños negocios que no quieren esperar a que se fabriquen sus productos en otro continente.

A pesar de todos estos obstáculos y ventajas, es evidente que la impresión 3D está en auge; cuando se superen las limitaciones de los tipos de materiales (cerámica, metales especiales, plástico) que necesitan para poder fabricar las impresiones, más empresas apostarán por esta innovación.

Foto cc astirn

Sobre el autor de este artículo

admin

Administrador Ticbeat- Pruebas y desarrollo
www.ticbeat.com