Tecnología

BlackBerry firma acuerdo para su venta, ¿el principio del fin?

Escrito por Elías Notario

BlackBerry acaba de firmar acuerdo, aún por cerrar del todo, para vender la compañía al fondo de inversión Fairfax por 4.700 millones de dólares. ¿Ha llegado el principio del fin de una de las marcas más icónicas de la historia de la tecnología móvil?

BlackBerry languidece desde hace tiempo. Es un hecho bien conocido ante el que todo el mundo esperaba que tarde o temprano ocurriera lo que la propia marca ha anunciado de forma oficial en las últimas horas, su venta. Concretamente, a través de un comunicado, la que en su día fuera conocida por el nombre de RIM informó que acaban de firmar un acuerdo para vender la compañía a Fairfax Financial Holdings Limited, fondo de inversión canadiense que ya posee el 10% de la compañía.

Según el comunicado oficial, Fairfax está dispuesto a pagar nueve dólares por acción, lo que en total se traduciría en una transacción de aproximadamente 4.700 millones de dólares, cantidad muy por debajo de los 83 mil millones de dólares, el valor de mercado que el fabricante de móviles tenía en 2008 cuando estaba en pleno apogeo.

De momento, aunque la mayoría de analistas creen que la operación cuajará, estamos ante un acuerdo por cerrar del todo. BlackBerry se ha reservado el derecho a negociar con otros posibles compradores, y en caso de que lleguen a un mejor acuerdo que el propuesto por Fairfax antes del 4 de noviembre, podrán declinar la oferta de estos últimos. Por su parte los del fondo de inversión también tienen la posibilidad de romper las negociaciones de compra en cualquier momento.

¿Principio del fin para BlackBerry?

Esta es la pregunta que planea ahora en los mentideros tecnológicos y hay unanimidad en la respuesta: sí, efectivamente estamos ante el principio del fin de una de las marcas más icónicas de la historia de la tecnología móvil.

A diferencia de otros casos, en este el comprador no es ningún “fondo buitre” que busca adquirir la compañía para acto seguido despiezarla y venderla por partes. En palabras de Prem Watsa, CEO de Fairfax, quien al igual que BlackBerry también es canadiense:

Creemos que esta transacción abrirá un nuevo y emocionante capítulo privado para BlackBerry, sus clientes, socios operadores y trabajadores. Podemos ofrecer un valor inmediato a los accionistas, mientras continuamos la ejecución de una estrategia a largo plazo en una empresa privada, con enfoque en la entrega de soluciones empresariales superiores y seguras a los clientes de BlackBerry en todo el mundo

Dicho de otro modo, deja ver que su intención es inyectar líquido a BlackBerry con el que quitarse de encima el escrutinio constante de los inversores a corto plazo para ganar tiempo y poder confeccionar una estrategia seria a largo plazo que permita remontar la compañía. Pero aunque las intenciones son buenas, nadie cree que sean capaces de dar con esa fórmula del éxito, la misma que BlackBerry lleva buscando los últimos años.

Y es que los problemas fundamentales siguen ahí. Por un lado sus líneas más recientes de smartphones, Z10 y Q10, no han logrado buenos números de ventas, lo que recientemente les llevó a tomar la decisión de abandonar el mercado de los usuarios finales y en poco tiempo se traducirá en que dejarán de ser fabricantes ya que la falta de volumen de ventas disparará los costes de producción. Por el otro sus servicios perderán peso porque dependen mucho del ecosistema de terminales de la marca, no son multiplataforma o han tardado demasiado en serlo, y a eso hay que sumar que en el panorama actual hay actores fuertes que compiten directamente con varias soluciones de la marca (WhatsApp versus BlackBerry Messenger por ejemplo).

El único caballo de batalla que le queda a BlackBerry para recuperarse es el que apuntaba el mismo Watsa: el sector empresarial. Por poner una muestra, cuentan con BES 10, solución multiplataforma enfocada al mundo corporativo que permite realizar comunicaciones entre dispositivos de forma segura. Ahora bien, el problema es que aquí también tienen cada vez más competencia; todos los grandes, entre los que encontramos a Samsung, Google o Apple, tienen ya y están potenciando cada vez más diferentes soluciones enfocadas al entorno empresarial.

El tiempo dirá. Lo que sí está muy claro a estas alturas del partido es que BlackBerry nunca volverá a ser aquella empresa de antaño líder del sector de la telefonía móvil.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com