Tecnología

240 km/h para un coche sin conductor

Audi RS 7 piloted driving concept
Escrito por Rafael Claudín

Audi logra el récord de velocidad punta con su modelo RS7 concept, alcanzado en el circuito alemán Hockenheim.

El impulso a los coches sin conductor parece imparable. Puede que en la Europa continental estemos lejos de pensar siquiera en que se les vaya a permitir circular por carreteras convencionales. Quizá en las alemanas, pero cualquiera que se haya sacado el carné de conducir en Móstoles sabe que las calles españolas presentan retos imposibles para la inteligencia artificial.

Lo que no es óbice para que tanto los fabricantes del motor, desde Mercedes hasta Toyota, pasando por Audi, BMW, Daimler, Volvo o Tesla, como los que vienen del mundo de la tecnología, como Google, Panasonic o Autolive, se estén volcando en una tecnología que se presenta como un futuro ineludible.

En esta ocasión le toca el turno a Audi, que ha logrado un récord de velocidad para coches sin conductor. Nada menos que 240 km/h ha alcanzado el modelo RS7 concept de la compañía. Lo ha hecho, eso sí, en un circuito cerrado al sur de Frankfurt, en Hockenheim. Al parecer, un conductor humano tardó 5 segundos más en completar el circuito. Un conductor que a buen seguro no era del nivel de Alonso.

Una de las grandes ventajas que se espera de los coches sin conductor es una reducción drástica del número de accidentes en carretera. Según Horst Glaser, del equipo de investigación de Audi, la conducción sin accidentes “seguirá siendo una visión. Pero al menos podemos reducir el número de accidentes en el futuro.”

La idea, en primer término, es que estos sistemas sirvan como asistencia al conductor. Según Glaser, “si el conductor está distraído o poco atento, el coche podría tomar el control. Además, el conductor tiene la oportunidad de relajarse. Esto significa que estarán en plena alerta cuando su atención sea necesaria de nuevo.”

Cuestiones legales por resolver

La BBC apunta que uno de los temas que todavía están por resolver es sobre quién caen las responsabilidades en caso, precisamente, de que se produzca un accidente. En su noticia cita al profesor David Bailey, de la Aston Business School: “Uno de los grandes problemas es qué pasa si hay un accidente. ¿Quién es responsable? ¿Es el conductor aunque no esté conduciendo? ¿Es la compañía de coches? ¿Es la compañía de software?”

Los departamentos legales y los organismos de regulación tendrán que dar una respuesta a estas cuestiones. Mientras tanto, los fabricantes de coches siguen a lo suyo. Audi ha invertido 15 años de investigación para llegar a este punto. Su modelo RS7 se sirve de un pack de cámaras, escáneres láser, sensores radar, transmisiones de radio y datos de GPS, todo ello procesado por el equipo informático que lleva a bordo, que no es precisamente pequeño.

No es lo mismo, además, clavar un circuito en el que el coche está solo, tanto por dentro como por fuera, que conducir en las imprevisibles condiciones de una carretera real. Pero hay que darle tiempo al tiempo, lo cierto es que se están logrando progresos impresionantes. Ver el RS7 dando su vuelta de honor es increíble. Recuerda al Coche fantástico, solo que ahora… Bueno, es real. Os dejo con el vídeo que han creado conjuntamente Audi y la BBC.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.