Motor Tecnología

Audi A8 2017: bienvenido a la conducción autónoma real

Escrito por Lara Olmo

Hasta ahora era un futurible, pero Audi lo ha hecho realidad: su nuevo A8 alcanza el nivel 3 de conducción autónoma y permitirá que el conductor se “convierta” en pasajero para que haga otras actividades mientras el coche circula. El precio en cambio sigue siendo de otro mundo: parte de 97.500 euros.

Hasta ahora Audi había focalizado sus esfuerzos en los materiales de calidad y la potencia de sus vehículos, traducida en muchos caballos. El giro del fabricante hacia los componentes tecnológicos, y en particular hacia la conducción autónoma, da buena cuenta del camino hacia el que se dirige el sector.

Prueba de ello es su nuevo A8, que acaba de presentar en el Audi Summit de Barcelona, el primer “salón dedicado exclusivamente a Audi”. Esta generación cuenta con una tecnología de conducción autónoma nivel 3, o lo que es lo mismo, para que el conductor pueda retirar los ojos de la calzada y realizar otras actividades mientras que el vehículo continúa circulando a una velocidad inferior a 60 km/h.

El fabricante de los cuatro aros ha dado en llamarla AI Traffic jam pilot, y deja por detrás al famoso Auto Pilot de Tesla y a algunos modelos de Mercedes, con autonomía nivel 2. La idea es que el conductor se convierta en pasajero (si lo desea) y pueda hacer cosas como responder un email, ver una película o leer.

Aunque no significa que pueda desentenderse del vehículo; de hecho incorpora una cámara para vigilar que en todo momento se encuentra sentado detrás del volante.

El nivel de desarrollo del Traffic jam pilot es tal que, según AutoNews, puede que haya compradores que no puedan adquirir su Audi A8 con él incorporado, ya que hay muchas carreteras que no están preparadas para su circulación.

 

La marca también ha confirmado que el nuevo Audi A8 utilizará una red eléctrica de 48 voltios, lo que permitirá que todos los demos de la familia A8 sean semihíbridos. El funcionamiento combina dicha red con un alternador, que actuará como motor de arranque, apoyo para el motor de combustión y como generador eléctrico.

Por otro lado, el sistema de suspensión activa del nuevo Audi A8 2017 es otra de las principales primicias con las que cuenta la berlina de representación de Audi. El sistema es capaz de “leer” la carretera gracias a unos radares, sensores de ultrasonidos y una cámara frontal que vigilan constantemente el automóvil y sus alrededores, y ajusta la suspensión según la dureza y las irregularidades de la superficie por la que circule.

La cuarta generación del Audi A8 (D5) llegará al mercado a finales de 2017 con un pequeño retraso debido a que  Audi necesitaba disponer de más tiempo para perfeccionar la tecnología de conducción semiautónoma en la que la berlina marcará nuevos máximos. El precio inicial es de 97.500 euros para el Audi A8 3.0 TDI.

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.