Tecnología

Así será la banca en 2020 según el sector fintech

la-banca-en-202-segun-las-fintech
Escrito por Lara Olmo

Llegaron como su competencia pero al final han tenido que entenderse. Las fintech y los bancos afrontan un futuro con retos similares, y así es como lo imaginan de cara a 2020.

Desde que las empresas fintech aterrizaran en el mundo de los servicios financieros y lo sacudieran con sus propuestas innovadoras y su forma de acercarse a los clientes, aquel ya no ha vuelto a ser el que era. Aunque la primera reacción de los bancos fue mirarlas con recelo, al final muchos de ellos no han tenido más remedio que redefinir su postura y aceptarlas como el nuevo jugador que son.

Este acercamiento se ha producido de diversas formas: algunas entidades colaboran con las fintech, otros bancos han creado sus propios incubadoras para impulsarlas, y otros han optado por adquirirlas. Sea como fuere, mantienen una relación que se retroalimenta y se interrelaciona, en la que ambos deben afrontar retos similares de reglamentación y seguridad y responder a las nuevas demandas y necesidades de los clientes.

En un reciente encuentro organizado en Londres por el Wall Street Journal, se reunió a 100 empresarios del sector finetch para que definieran la banca futura, cuáles serán sus servicios y cómo los ofertará en 2020, año considerado por muchos como clave para la tecnología digital. Estas son las 10 conclusiones principales que aportaron:

1. El cliente dicta y manda:  el cliente tendrá el poder de decidir si administra él mismo sus ahorros o si lo delega en terceros, y  definirá los criterios para que su cartera se actualice automáticamente, según sus preferencias en cada momento.

2. La oficina estará en el móvil: a día de hoy algo más de la mitad de los usuarios recurre a la banca móvil para hacer cualquier operación, según un reciente informe de Fujitsu sobre el futuro de los servicios financieros. Así que no es de extrañar que los empresarios fintech vaticinen un 2020 en el que prácticamente todos llevemos nuestro banco en el móvil.

3. Los robo advisors serán lo habitual: el mercado financiero en 2020 no se entenderá sin los robo advisors, herramientas automatizadas que aseoran al inversor dónde invertir o donde no debe hacerlo. Estas plataformas acabarán con los inconvenientes de la asesoría tradicional, ya que ofrecen un servicio personalizado, son más transparentes y están operativos 24 horas al días.

4. En pos de una mayor seguridad, los algoritmos supervisarán el comportamiento de los datos del banco para identificar posibles amenazas tantos externas como internas.

5. Los datos servirán para personalizar servicios y ofrecer otros nuevos: el informe de Fujitsu que comentábamos antes mencionaba también que los clientes se muestran predispuestos a que su banco emplee los datos que almacena sobre ellos para mejorar sus condiciones, lograr una mayor personalización de los servicios e incluso ofrecerles otros nuevos que nada tienen que ver con el dinero, como telefonía móvil o energía. En esto también coincidieron los empresarios fintech en Londres, que incluso creen que los bancos del futuro venderán los datos a otros proveedores.

6. Los bancos serán reemplazados por plataformas tecnológicas: igual que los robo advisors, habrá otras herramientas con inteligencia artificial capaces de atender a los clientes en cualquier de los servicios que demanden.

Se triplica el número de usuarios móviles en Europa

7. Las cuentas bancarias serán independientes de los bancos: o dicho de otro modo, serán un elemento identificador del usuario, como hoy lo es su número de teléfono, y le servirá en cualquier entidad bancaria o en cualquier plataforma de servicios financieros que quiera emplear.

8. La tecnología Blockchain se generalizará: aunque hoy en día la conocemos principalmente por sustentar el bitcoin, esta tecnología tiene muchas aplicaciones más allá de las puramente financieras. El blockchain (o cadena de bloque) permite registrar cualquier transacción sin necesidad de intermediarios, por lo que en 2020 se utilizará para verificar una amplia gama de servicios.

9. El comercio y los pagos sociales también serán comunes: se podrá prestar o pedir dinero a través de plataformas y aplicaciones móviles.

10. Las plataformas P2P serán lo habitual: cuando un usuario necesite pedir un préstamo o financiación para su empresa no irá al banco sino que recurrirá a plataformas de financiación colectiva o entre intermediarios de igual a igual.

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.