Tecnología

Así funcionará Pepeenergy, la compañía eléctrica de Pepephone

Escrito por Elías Notario

Pepephone, la empresa de telefonía móvil española mejor valorada entre los usuarios, se está preparando para dar el salto al sector eléctrico. A continuación te explicamos, a grandes rasgos, cómo funcionará su compañía eléctrica.

El operador móvil virtual español Pepephone se está preparando para dar el salto al sector eléctrico. Así lo ha indicado Pedro Serrahíma, fundado y máximo responsable del OMV, primero, mediante su cuenta de Twitter, y después en varios medios nacionales especializados en tecnología, a quienes también confirmó que la incursión de Pepephone en el mercado de la electricidad se producirá en algún momento de 2014 (no antes de marzo o abril).

Ante la noticia surgen varias preguntas obvias entre las que destaca una: ¿cómo funcionará la compañía eléctrica de Pepephone? Aún no hay una respuesta clara y completa, ya que siguen trabajando en ella, pero, si tenemos en cuenta el resto de declaraciones sobre el asunto realizadas a los medios por Serrahíma y la filosofía que rige en el OMV, podemos hacer una radiografía genérica de por dónde irán los tiros.

Empezando por el principio, bautizarán la eléctrica con el nombre Pepeenergy (esto lo sabemos seguro) y todo indica que se tratará de una compañía dedicada a comercializar la electricidad producida por otros (Endesa, Iberdrola etc). O sea, que el modelo sería muy parecido al de Pepephone el cual está basado en comercializar a través de tarifas de telefonía móvil propias la red de radio de Vodafone.

Respecto a la oferta, es probable que no se diferencie en mucho a la de otros en cuanto a precios, de lo que a su vez se deduce, como el propio Serrahíma dejó caer a ADSL Zone al comentar que su intención es “entrar a tocar un poco las cosas” en el mercado eléctrico español, que competirán utilizando las mismas armas que usan en el sector de la telefonía móvil: tarifas muy claras adaptadas a las necesidades de los usuarios y proporcionar a los clientes una experiencia de lujo a todos los niveles.

Para lograrlo seguramente apliquen los principios en torno a los que gira toda la estrategia de Pepephone adaptándolos un poco. En total son 19, algunos de ellos (merece la pena leerlos todos porque ninguno tiene desperdicio):

– Si mejora un precio, se le cambia primero a los ya clientes, sin que lo pidan. Y aunque no se enteren. Tampoco hay promociones. Cada cliente tiene el mejor precio posible siempre.

– Los clientes pueden cambiar de tarifa siempre que quieran, si creen que hay otra mejor que la suya. Y volver de nuevo a la anterior.

– Aquí sólo trabajamos personas normales y tratamos a los clientes como personas normales. Ni más ni menos.

– Somos personas y cometemos errores, pero cuando ocurren se corrigen y se indemniza al cliente sin que lo pida.

– Las peticiones a atención al cliente se resuelven en la misma llamada. Nunca se pasa al cliente a otro agente para tener que volver a contar lo mismo.

Genial noticia

Termine siendo la radiografía expuesta sobre cómo funcionará Pepeenergy más o menos certera y, sin olvidar que aún faltan muchos detalles por conocerse, lo que está claro es que su llegada al mercado de la electricidad son buenas noticias para los usuarios.

Las razones principales son dos. Por un lado, el desembarco de un nuevo actor en el sector que, seguro, hará todo al revés a como hacen las cosas el resto, azuzará la competencia (en la actualidad, a efectos prácticos, no existe), de lo que los ciudadanos se beneficiarán. Por el otro, los mismos, al fin, contarán con la posibilidad de contratar su electricidad con una compañía donde ellos serán lo más importante (hoy por hoy todas las eléctricas se preocupan más de ellas mismas que de los clientes, y además sus estructuras y responsables les impiden cambiar).

Dicho todo esto, que nadie espere tampoco que el lanzamiento de Pepeenergy vaya a provocar una revolución, porque no será así. Mucha de la culpa de que el sector eléctrico español sea un desastre la tienen los legisladores, que aprueban burradas como el peaje de respaldo o reformas que no benefician a nadie, y eso no va a cambiar.

NOTA al lector: en la publicación de la noticia no se mencionó por error ADSL Zone como fuente de la noticia y ahora lo hacemos. Del mismo modo, se escribió el nombre de Pepe Serrahíma cuando el nombre correcto es Pedro Serrahíma.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com