Social Media Tecnología

Así es Omid Kordestani, el presidente ejecutivo de Twitter… que no tuitea

Así es Omid Kordestani, el presidente ejecutivo de Twitter… que no tuitea
Escrito por Redacción TICbeat

La red social ficha a este directivo de Google en un movimiento que confirma los lazos entre ambas compañías y el nuevo viraje tras la llegada de Dorsey.

Desde que se confirmara que Jack Dorsey era el nuevo CEO de Twitter hace casi dos semanas prácticamente no ha pasado ningún día sin que la red social fuera noticia. Primero, por sus planes para relanzarse sin el límite de los 140 caracteres, hasta ahora una de sus señas de identidad; después, por la presentación de la pestaña Twitter Moments y por la decisión de despedir al 8% de su plantilla. Y ahora, por el fichaje de Omid Kordestani, ex empleado de Google.

Twitter ha confirmado que Kordestani ocupará el puesto de presidente ejecutivo, el mismo que Jack Dorsey dejó vacante cuando, tras la dimisión de Dick Costolo el pasado mes de junio, pasó a ser CEO “interino” o en funciones. Según recoge The Wall Street Journal, las funciones de Kordestani en este cargo serán más operativas que las del CEO, centrándose en apoyar a la junta directiva y en la búsqueda de talento, en un momento, por cierto, en el que la compañía ha optado por reducir su fuerza de trabajo.

Kordestani, de 51 años, viene de una vasta y rica trayectoria en Google, donde ha ejercido de responsable de negocio y donde terminó convirtiéndose en confidente de nada menos que el presidente, Larry Page. Su nombramiento confirma y estrecha, para muchos, los lazos que unirían desde hace tiempo a Twitter con el gigante de Internet, del que se ha llegado a rumorear en alguna ocasión que planeaba adquirir la red social.

No obstante, existe un detalle que ha llamado la atención de quienes se han hecho eco del fichaje de Kordestani: parece que prácticamente no usa Twitter. De hecho, el tuit con el que anunció oficialmente su incorporación al equipo de la red social es el noveno de su perfil, abierto hace cinco años. Un directivo de Twitter que no tuitea parece una contradicción, sin embargo, hay quien defiende que también puede ser aprovechado como una ventaja.

Porque uno de los objetivos de Twitter para superar el estancamiento de su comunidad de usuarios y recuperar la confianza que los inversores tenían en ella cuando era una prometedora red social en pleno estirón es, precisamente, llegar a aquellos a los que todavía no ha conseguido conquistar, como, por ejemplo, Kordestani.

Así, alguien que nunca terminó de engancharse a Twitter puede ser el mejor candidato para terminar de darle a la plataforma precisamente eso que le falta para seducir a otros en los que, como en él, la red social nunca terminó de despertar entusiasmo.

Foto cc: JD Lasica

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.