Tecnología

Así decide Google qué resultados “olvida” en Europa

Google celebra el Día de la Tierra con un ‘doodle-test’ para saber qué animal eres
Escrito por Redacción TICbeat

El responsable de privacidad del buscador explica cómo se decide quién tiene derecho al olvido.

Google se ha visto abocado a realizar una tarea que nunca pidió ni quiso realizar, en palabras de Peter Fleischer, su consejero global de privacidad: borrar de sus resultados de búsqueda en Europa aquellos enlaces que molestan a algunos ciudadanos del continente. Un trago amargo para el gigante de Internet, que, sin embargo, tiene a equipos de decenas de personas trabajando en ello, la mayoría en su central de Dublín.

Fleischer explicó en una reciente conferencia sobre privacidad celebrada en Berlín cómo funciona el proceso de eliminación de los resultados de búsqueda en virtud del conocido como derecho al olvido. Hace ya casi un año el Tribunal de Luxemburgo declaró que los ciudadanos europeos tienen derecho a que, en determinadas circunstancias, Google olvide algunos episodios de su vida y deje de mostrarlos en sus resultados, aun cuando el contenido de la página original siga existiendo, sentando así un precedente para que los tribunales de la UE examinen caso por caso.

Aunque a regañadientes y visiblemente decepcionado por la decisión judicial, el equipo de Google en Europa implementó un formulario online para que cualquier usuario pueda solicitar la retirada de los resultados del buscador de un enlace si considera que éste es “inadecuado, no pertinente o ya no pertinente, o excesivo desde el punto de vista de los fines para los que fue tratado”.

En este formulario se solicita a los usuarios que introduzcan el enlace que desean eliminar y que acrediten su identidad mediante el envío de una copia escaneada de su DNI o documento identificativo, para evitar solicitudes de retiradas de contenido fraudulentas, como las que intentan perjudicar a otras personas o competidores.

Según lo que Fleischer relató en Berlín, recogido en este artículo de The Wall Street Journal, las peticiones que los usuarios realizan a través de este formulario son enviadas en primer lugar a un equipo compuesto por abogados e ingenieros. Éste decide los casos, por así decirlo, “fáciles”, como se refirió a ellos el consejero global de privacidad de la compañía. Por ejemplo, imágenes íntimas que hayan sido publicadas sin el consentimiento de quien en ellas aparece.

Pero ¿qué pasa si la cuestión es más compleja? Fleischer citó el ejemplo de un ciudadano alemán, que había sido condenado en Estados Unidos por un delito de tipo sexual cuando tenía 16 años. En Norteamérica los nombres de los delincuentes sexuales suelen ser públicos, pero en Alemania la ley dice que estos datos no deben ser revelados cuando el reo es menor de edad. Tras deliberar, el equipo de Google decidió retirar los resultados relacionados con esta información de su página en Alemania. Los resultados solo son eliminados de los dominios con los que el buscador cuenta en cada país europeo –google.es, google.fr- y no del global, google.com.

En este tipo de casos, cuando las solicitudes no son resueltas en la primera fase, se envían a un panel sénior de expertos, que se reúnen para discutir cada caso por separado. Dice Fleischer que la mayoría de las veces las decisiones se toman por mayoría, pero que sigue habiendo ocasiones en las que el equipo se encuentra muy dividido. En cualquier caso, los ciudadanos europeos que no queden satisfechos con la decisión tomada por el buscador podrán dirigirse a las autoridades de su país en materia de protección de datos. Éstas decidirán entonces si están o no de acuerdo con Google, que podrá advertir en sus resultados de que algunos enlaces han sido eliminados para proteger el derecho al olvido.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.