Tecnología

Apple trabaja en un coche eléctrico para 2019

honda accord con android auto y apple carplay
Escrito por Redacción TICbeat

La compañía de Cupertino lleva más de un año implicada en un proyecto del que todavía quedan muchas preguntas sin resolver.

Los esfuerzos de la firma Apple, conocida por sus dispositivos móviles iPhone y iPad y por sus ordenadores Mac, para desarrollar su propio vehículo se han acelerado con la aparición de una meta en el horizonte: 2019.

Así lo señala un informe de The Wall Street Journal, que cita a fuentes cercanas al proyecto, conocido internamente como Titan, y del que se sabe que implica la producción de un vehículo eléctrico, cuyo nivel de autonomía en la conducción todavía está por decidir: parece que en principio no será íntegro, aunque sí constituye un objetivo a largo plazo.

La naturaleza de la fecha, 2019, también resulta ambigua. Como han indicado desde Apple, dicho año no tiene por qué ser el del aterrizaje del coche de Apple en el mercado, sino que puede referirse, por ejemplo, al inicio de la producción a gran escala. Ha trascendido que existe cierto escepticismo interno en la compañía de Cupertino respecto a la posibilidad real de tener listo un automóvil para 2019.

Otra cuestión por aclarar es quién se encargará de la producción de estos vehículos. El proceder habitual de Apple –el que emplea, por ejemplo, en la fabricación de iPhone- consiste en contratar plantas que se especialicen únicamente en la fabricación de sus componentes, como sucede con la taiwanesa Foxconn. Sin embargo, en este caso no consta que haya un acuerdo similar con ninguna empresa. Otras tecnológicas implicadas en la automoción han decidido encargarse ellas mismas de la producción de vehículos, aunque muchos verían en Apple esta elección como una apuesta arriesgada.

En realidad siempre han sido muy discutidos los rumores de que Apple le interese, a nivel de negocio, desarrollar su propio vehículo inteligente o autónomo, algo en lo que ya trabajan otras tecnológicas, como Google, y automovilísticas, como Ford. Apple, dicen, parece más interesada en el software que en el hardware de la automoción del futuro, como ha demostrado con la aplicación CarPlay, y no le resultaría fácil ensamblar un coche si, como señalan algunos, ni siquiera ensambla sus propios teléfonos.

Sin embargo, hace ya un año que la firma envió a varios de sus directivos y empleados más destacados a trabajar en Titan. También lleva realizando desde hace tiempo algunos “fichajes” estrella destinados a este proyecto, como el del responsable de Mercedes Benz en Silicon Valley. O el de Marc Newson, un famoso diseñador industrial que creó un concepto de coche para Ford y que se unió el pasado año a la compañía de Cupertino.

Pero, sea con un coche autónomo o con una furgoneta eléctrica, parece cada vez más claro que Apple está decidida a posicionarse en el sector de la automoción inteligente. Pese a resultar menos mediáticos que la conducción sin piloto, los vehículos eléctricos nunca han dejado de estar en el punto de mira de la industria, acechada desde hace tiempo por los límites de las emisiones de CO2.

Por otra parte, desarrollar un coche no implica necesariamente tener que lanzarlo al mercado. Puede servir de aprendizaje para mejorar y desarrollar otros productos como, por ejemplo, baterías.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.