Tecnología

Apple tendrá que explicar en los tribunales por qué eliminó FaceTime de los iPhone más antiguos

Propietarios del iPhone 4 y 4S se querellan contra Apple por haber desactivado FaceTime sin razón alguna… más que ahorrar unos cuantos millones de dólares al bolsillo de Tim Cook.

No está siendo una buena semana para Apple en lo que a asuntos judiciales se refiere. Al pago de 1.700 millones de euros a Nokia por infringir sus patentes hemos de unir ahora el fracaso de Tim Cook y los suyos a la hora de desestimar una demanda colectiva que busca condenar  a la compañía norteamericana por haber desactivado FaceTime, la popular app de videoconferencia, en los iPhone más antiguos (como el iPhone 4 y el 4S) con el fin de obligar a los usuarios a cambiar de teléfono.

La jueza ha determinado que los demandantes tienen motivos de sobra para iniciar acciones judiciales contra Apple, en tanto que los de Cupertino han vulnerado los derechos de los propietarios de iPhone al eliminar este servicio por el propio y mero interés económico de la firma. Y es que, detrás de esta polémica decisión se esconde toda una trama de lucha por patentes y ahorros de costes.

Hemos de remontarnos a 2012, cuando Apple perdió una demanda por propiedad industrial usada en FaceTime frente a VirnetX Holding Corp. Con el fin de evitar usar sus patentes y seguir prestando su servicio de videollamadas, la firma de la manzana empleó servidores propiedad de Akamai a cambio de sustanciosos pagos. Nada menos que 50 millones de dólares cada seis meses, como desvela Reuters.

“Las expectativas sobre el iPhone 8 son demasiado altas”, dice Deutsche Bank

Finalmente creó una alternativa más barata para su sistema operativo iOS 7, y en abril de 2014, desactivó FaceTime en iOS 6 y sistemas anteriores para evitar tener que seguir pagando a Akamai. Ello pese a que esta funcionalidad se comercializaba como una ‘característica’ más del iPhone (el slogan era “una cosa más que hace que el iPhone sea un iPhone“), que constituía parte del precio total que los consumidores pagaban por hacerse con uno de estos smartphones.

De hecho, los propios empleados de Apple llegaron a calificar como “básicamente jodidos” a los usuarios de iOS 6, tal y como revelan unos correos internos desvelados por la acusación y que sirven para sustentar la reclamación de daños y perjuicios contra la multinacional.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.