Tecnología

El apagón de internet que no fue tal

Prácticamente se oyeron las trompetas del Apocalipsis. La población se iba a quedar si acceso a internet por culpa de los cibercriminales y de un virus, el DNSChanger, que habría cambiado la configuración de los ordenadores de todo el mundo. El FBI iba a apagar ayer la red de  servidores que los ciberdelincuentes empleaban para engañar a sus víctimas y que había mantenido durante un tiempo para no sumir a los internautas en un apagón generalizado de la red.

Aún así, muchas eran las alertas y las predicciones que apostaban a que unos cuantos rezagados se iban a quedar sin conexión, sobre todo en Canadá, uno de los países con más afectados. Sin embargo, las últimas horas han demostrado que el apagón estrepitoso de internet  se ha quedado en nada. En Canadá, tal y como publica la prensa local basándose en datos de dos de las principales firmas de telecomunicaciones del país, Bell Canada y Rogers Communications, casi no hubo incidencias. Bell Canada recibió, de hecho, menos de una docena de llamadas con incidencias relacionadas con el apagón de internet (aunque se esperaba que fuesen miles los afectados).

Como apunta uno de los miembros del DNS Changer Working Group, una asociación de expertos para prevenir los efectos que el virus podría tener en los ciudadanos, “lo más de actividad que tuvimos fueron llamadas de prensa”.

La campaña de concienciación lanzada por el FBI y las advertencias de las empresas de seguridad, recogidas en la prensa de todo el mundo, podrían haber tenido efecto y empujado a los usuarios a comprobar antes del día del apagón si estaban o no afectados. Los pasos para saber si se era una de las víctimas no eran muy complicados.

El fin del mundo en internet se va a hacer, por tanto, un poco más de esperar.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.