Tecnología

Anonymous toma unos Goya no muy pro Internet

Los dos momentos más intensos de una gala de entrega de los Premios Goya que, como comentaban en Twitter quienes la veían desde su casa en televisión, estaba siendo especialmente aburrida fueron aquellos en los que los espontáneos tomaron el escenario. El primero se encaramó a la tarima cuando Isabel Coixet recibía su premio al mejor largometraje documental: El Muletilla, como se presentó, reclamó apoyos para realizar el primer western extremeño. El segundo momento de intromisión lo protagonizaron los ciberhacktivistas de Anonymous.

Habían amenazado con reventar la gala, pero este año el cordón policial impidió a los activistas de Anonymous acercarse a la alfombra roja. Sin embargo, y cuando nadie lo esperaba, aparecieron brevemente delante de las cámaras. Los activistas escogieron uno de los momentos cumbre de la gala (cuando se entrega el premio a la mejor película y la mejor dirección) para irrumpir en el patio de butacas ocultos bajo las ya populares caretas de Guy Fawkes. El personal de seguridad los redujo rápidamente, pero aún así, quienes veían la retransmisión desde sus casas, pudieron percibir lo que estaba sucediendo en el madrileño Palacio de Congresos, donde se estaba celebrando la autodenominada “fiesta del cine español”.

No fue la única acción de Anonymous durante la noche. Los ciberhacktivistas tumbaron el site oficial de la Academia de Cine y cumplieron sus amenazas de distribuir más datos personales de los diferentes miembros de la industria del cine española.

Internet y el presente del cine

La actuación de Anonymous no fue el único elemento relacionado con la red que tuvo protagonismo en la gala de los Premios Goya. El discurso del presidente de la Academia, Enrique González Macho, hizo referencia a internet y a su papel en la industria del cine, siendo rápidamente contestado – y criticado – en Twitter. “Internet, desgraciadamente, todavía no es alternativa ni sustituto, ni tan si quiera un complemento al enorme esfuerzo económico que supone producir cine”, aseguró, ante la estupefacción de los internautas, que rebatieron su posición en las redes sociales. González Macho predijo que la red tendría importancia en algún momento del futuro pero que ese momento “todavía no ha llegado”.

El presidente de la Academia aseguró que la televisión, “el DVD” o el cine son todavía las principales fuentes de ingresos de la industria y que constatarlo no era apostar por un modelo caduco sino señalar la realidad.

“Todos somos internautas, internet es un espacio que compartimos y como todo aquello que se comparte, debe estar regido por un respeto mutuo y con unas normas de convivencia en las que estén claros los derechos y las obligaciones, regido por el respeto y la responsabilidad”, añadió, aludiendo claramente a la piratería y a las normas de regulación de la copia privada.

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico