Tecnología

Análisis: objetivo Canon 10-18 f/4.5-5.6 IS STM

Objetivo Canon 10-18 3
Escrito por Daniel de Blas

Canon ha lanzado el objetivo EFS 10-18 f/4.5-5.6 IS STM que se sitúa como un gran angular muy asequible y que además de una gran calidad óptica ofrece particularidades que lo hacen ideal, además de para fotografía, para quienes quieran usar su réflex para grabar vídeo.

Habitualmente, los aficionados a la fotografía, se plantean adquirir un gran angular para su cámara réflex cuando ya tienen al menos un par de ópticas, si no alguna más, como un buen objetivo todoterreno (de tipo 17-50 mm), un zoom teleobjetivo de tipo 55-200 mm (o 70-300) o una óptica fija entre 50 y 100 mm. Así, normalmente se cubren la mayoría situaciones, salvo las que mejor se afrontan con una óptica gran angular, como son las fotografías de interiores, las de arquitectura y fotografías de calles, monumentos, paisajes y otras situaciones en las que un gran angular consigue un punto de vista y un dramatismo que no es capaz de ofrecer una óptica “normal”.

Además, los objetivos angulares tienen habitualmente el problema de ser más difíciles de fabricar ya que requieren más lentes, con curvaturas más extremas, en un espacio menor, y la luz incide en ellas desde ángulos también más extremos, por lo que deben diseñarse y construirse para evitar aberraciones de todo tipo. Por ello, cuando un aficionado se plantea comprar un gran angular se encuentra con la desagradable sorpresa de que son los objetivos más caros, por lo que son también en parte los que normalmente se tarda más en adquirir. A esto hay que sumarle el que la electrónica de las cámaras y el software permiten tomar, por ejemplo, amplísimas panorámicas sin necesidad de un gran angular, lo que para estas ocasiones suple también la necesidad de estos objetivos (aunque no hay que olvidar que es muy distinta una fotografía de paisaje con un gran angular que una panorámica creada uniendo imágenes).

Objetivo Canon 10-18 1

En cualquier caso, como decíamos, si tienes un buen objetivo “todo terreno” y un teleobjetivo y quieres experimentar el impacto y las sensaciones tan distintas que ofrece un gran angular, el salto a estas ópticas supone a menudo un elevado desembolso. Por ello, Canon ha lanzado recientemente el nuevo objetivo EFS 10-18 f/4.5-5.6 IS STM que se sitúa como la opción más asequible en este segmento y que, como veremos, además de una gran calidad óptica ofrece algunas particularidades que no tienen otros competidores como el estabilizador de cuatro pasos o el enfoque ultra silencioso, que lo hacen ideal, además de para fotografía, para quienes quieran usar su réflex para grabar vídeo.

Por fuera

El objetivo 10-18 IS STM es muy compacto y está construido totalmente en policarbonato, incluyendo la montura, como todo el resto de la gama de objetivos EFS-STM y no en metal, pero tiene un aspecto razonablemente robusto. El objetivo en sí es muy ligero y es también el angular zoom más compacto de su categoría, aunque en su interior cuenta con 14 lentes en 11 grupos. Como el resto de la gama cuenta con dos conmutadores para activar el autoenfoque y el estabilizador. Así, aunque no sea un objetivo con un acabado lujoso, es muy correcto y tiene la ventaja de ser muy ligero y compacto y, como veremos, su rendimiento compensa con creces. Por supuesto, como su nombre indica EF “S” de (“small”) significa que es apto para las réflex con formato APS-C y no para las “full frame” cuyo sensor cubre el tamaño completo del antiguo negativo de 35 mm.

Objetivo Canon 10-18 2

En la práctica

El manejo del Canon 10-18 f/4.5-5.6 IS STM es muy cómodo. El zoom es suave pero no demasiado flojo y sin ninguna holgura ni dureza en su recorrido y tiene además un gran anillo de goma para su manejo, lo que seguro apreciarás si usas tu cámara para grabar vídeos (no hay nada que incordie tanto cuando grabas vídeo como que el zoom se atasque o necesite más fuerza al iniciar o terminar el movimiento). Por último, como el resto de la gama tiene el anillo de enfoque en la zona frontal sin que haya escala de distancias. Este anillo no se mueve con el sistema de autoenfoque, pero tampoco permite tomar el control manual sobre el enfoque cuando está en posición AF como sí permiten objetivos más caros.

Objetivo Canon 10-18 5

El enfoque del objetivo es rapidísimo y silencioso, tanto que a veces despista este hecho si estás acostumbrado a objetivos con distancias focales más largas y con sistemas de enfoque convencionales que son más ruidosos y erráticos. Con el Canon EFS 10-18 sólo escuchas el doble beep de la confirmación de enfoque y con una endiablada rapidez, lo que hace que cuando te acostumbras sea muy agradable hacer fotos ya que puedes concéntrate mucho más en el encuadre y en elegir el momento adecuado y no estar pensando en si la cámara enfoca o no.

Al examinar las imágenes tomadas con el objetivo, se puede apreciar que la nitidez es muy buena en todo el rango de focales, tanto en el centro como en las esquinas y las aberraciones cromáticas son bastante moderadas. Así, a pesar de ser una óptica económica, está claro que Canon ha ahorrado en materiales y acabados pero ha conseguido que la calidad de las lentes y el diseño sean tan buenos como en gamas superiores.

No es una óptica con una apertura de diafragma muy amplia, lo que puede ser una desventaja en situaciones en las que, por otro lado, el gran angular es ideal para dar otro punto de vista como, en fotografía social para bodas y otras reuniones en interiores, eventos como fiestas, celebraciones callejeras o conciertos. Por suerte, en parte puedes compensar esta situación con el estabilizador, algo que no encintarás en otros angulares, que te permitirá disparar con velocidades más bajas a pulso (Canon afirma que el estabilizador es capaz de compensar hasta 4 pasos, lo que significa que si puedes tomar fotos a pulso con una velocidad de 1/60, con el estabilizador puedes bajar hasta una velocidad de 1/15 sin que aparezca trepidación en las imágenes). Por supuesto, esto depende de la situación, de que puedas adoptar una postura estable y de tu pulso, ya que en nuestra experiencia, en situaciones en las que hemos podido tomar fotos con cierta calma, hemos podido bajar a velocidades de 1/8 (en posición angular de 11 mm) sin que las fotos sufran una trepidación visible. Por otro lado, es evidente que aunque la cámara esté estabilizada, los objetos en movimiento no se detienen, de manera que el estabilizador, aunque es genial para usar velocidades más largas no sustituye a una lente más luminosa.

Objetivo Canon 10-18 6

En vídeo

En el terreno del vídeo, el Canon 10-18 f/4.5-5.6 IS STM muestra también algunas de sus mejores virtudes. La primera es que el sistema de enfoque STM es rápido y preciso, de manera que con según que cámara réflex (en nuestra pruebas obtuvimos excelentes resultados con una 70D) puedes aventurarte a dejar el enfoque en automático. Además, gracias a que en este modelo la pantalla es táctil puedes seleccionar el punto de enfoque como lo haces en un smartphone para crear cambios de enfoque muy interesantes (como lo harías a mano, pero con mayor rapidez y precisión). Por otro lado, como sucede en fotografías, el anillo de enfoque no se mueve cuando la cámara está usando el enfoque automático y puedes girar este, pero no permite que corrijas el enfoque sobre la marcha.

Conclusión: tu segundo o tercer objetivo

Si eres aficionado a la fotografía, todavía no cuentas en tu arsenal con un gran angular y tu presupuesto es limitado, el 10-18 STM de Canon es uno de esos objetivos que no te debería faltar y que debería estar siempre en tu mochila cuando viajas, incluso antes que un teleobjetivo, ya que habitualmente es una óptica a la que se saca mucho más partido. La construcción está lejos de ser lujosa, pero no se percibe en absoluto una baratija y funciona suave, rápido y ofrece una excepcional nitidez y calidad óptica. Y como guinda, el estabilizador óptico y el sistema de enfoque te servirán de mucha ayuda para grabar vídeo o para disparar con velocidades bajas y sin hacer ruido. Por pedir, por supuesto nos hubiese gustado una apertura máxima algo mayor, pero en este rango de precios no se puede pedir un 2.8 y hay que tener en cuenta que el salto siguiente en luminosidad significa entrar ya en rangos de precios de 500-600 euros (o más de 1.300 en las series L compatibles con cámaras full frame). Así, si el cuerpo te pide ya un angular para dar otro sentido a tus fotos, con un precio de unos 270 el nuevo Canon 10-18 f/4.5-5.6 IS STM te lo pone más cerca que nunca y con una calidad a la altura de objetivos que cuestan el doble.

Canon EFS 10-18 f/4.5-5.6 IS STM

  • Lo mejor: Relación calidad precio. Excelente nitidez. Estabilizador óptico y velocidad de enfoque. Muy adecuado para vídeo.
  • Lo peor: No se ha encontrado.
  • Precio: unos 280 euros (Amazon).

Principales competidores:

  • Sigma 10-20 f/4.0-5.6. Precio: unos 400 euros.
  • Tamron 10-24 f/3.5-4.5 Precio: unos 400 euros.
  • Sigma 10-20 f/3.5 EX DC HSM CAF. Precio: unos 525 euros.
  • Canon EF-S 10-22  USM f/3.5-4.5. Precio: unos 570 euros.

Canon EFS 10-18 f/4.5-5.6 IS STM: características principales

  • Formato: APS-C
  • Distancias focales: 10-18 mm
  • Estabilización de imagen: Sí
  • Montura: canon EF/EF-S
  • Apertura máxima: f/4.5 – f/5.6
  • Distancia mínima de enfoque: 22 cm
  • Numero de hojas diafragma: 7
  • Número de lentes/grupos: 14/11
  • Diámetro: 75 mm
  • Diámetro de filtro: 67 mm
  • Dimensiones: 7,5 x 7,2 x 7,5 cm
  • Peso: 240 gramos

Sobre el autor de este artículo

Daniel de Blas

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo).