Cómo Amazon puede dejar de ser un supermercado sólo en Seattle

Pan, ensalada, unos tomates y unos filetillos: todos en una caja de Amazon. El gigante del comercio electrónico cuenta con un servicio de venta de productos frescos, los habituales de un supermercado (virtual u offline), aunque sólo los habitantes de Seattle se pueden beneficiar de sus servicios. Amazon Fresh, un supermercado online bajo el paraguas del gigante del ecommerce, funciona únicamente en esa ciudad, donde reparte en el mismo día los pedidos.

El servicio es, a pesar de lo novedoso que pueda parecer, uno de los que ya llevan un tiempo en la compañía. Amazon lanzó Amazon Fresh hace cinco años, aunque no ha conseguido experimentar sus resultados más allá de su ciudad natal por una cuestión de impuestos. Tal y como recuerda BusinessWeek, la compañía saldría perjudicada si lanzase el producto fuera de la zona porque empezaría a ser considerado en otros estados de EEUU (allí donde se lanzase) una firma con operaciones físicas y no únicamente virtuales. Y entonces tendría que pagar más impuestos.

Pero California acaba de cambiar su ley y todas las empresas de ecommerce tendrán que pagar impuestos locales y estatales, por lo que la barrera ya ha caído. Sacar Amazon Fresh de Seattle y lanzarlo a California, el estado más poblado de Estados Unidos, no sería ya un problema. La compañía ha ampliado ya el personal de Amazon Fresh, por lo que BusinessWeek no duda en indicar una ampliación inminente del servicio.

La revista económica apuesta por Los Ángeles y San Francisco como destinos posibles de lanzamiento. La compañía está construyendo varios nuevos almacenes en las dos ciudades, por lo que el espacio no sería un problema.

Contenidos Relacionados

Top