Tecnología

Amazon lanza una ofensiva contra las falsas ‘review’

El presidente de Google dice que su principal rival en búsquedas es Amazon

Amazon ha iniciado acciones legales contra unas 1.114 personas no identificadas que habrían publicado comentarios no verídicos sobre determinados productos en su plataforma a cambio de contraprestaciones económicas

Amazon ha iniciado acciones legales contra unas 1.114 personas no identificadas que habrían publicado comentarios no verídicos sobre determinados productos en su plataforma a cambio de contraprestaciones económicas. Este tipo de ‘reviews’ falsas suelen ser bastante frecuentes y difíciles de demostrar, pero en este caso, la empresa de Jeff Bezos considera que tiene suficientes pruebas de que estos individuos alteraron manifiestamente las opiniones de algunos ítems de su web.

En concreto, Amazon habría detectado más de un millar de personas que vendían una opinión falsa sobre cualquier objeto de la empresa por apenas cinco dólares. Lo hacían a través de plataformas web para pequeños trabajos online, principalmente Fiverr. Los sujetos utilizaban nombres falsos para no ser fichados y cambiaban con frecuencia sus direcciones IP para evitar que se dispararan las alarmas.

En su denuncia, presentada ante un tribunal de Seattle, Amazon se queja de que “una muy pequeña minoría de vendedores y fabricantes están intentando obtener ventajas competitivas desleales creando comentarios falsos y engañosos de clientes no auténticos para sus productos en Amazon.com”. La compañía prosigue afirmando que, aunque pequeñas en número, estas ‘reviews’ falsas pueden llegar a “socavar la confianza de los clientes y empañar con ello la marca de Amazon”.

Opiniones poco trabajadas

Lo cierto es que estos comentarios fraudulentos tampoco es que estuvieran especialmente trabajados y, tal y como denuncia Amazon, carecen de cualquier sentido más allá de la alteración del sistema de valoración de la compañía. Bezos y compañía resaltan casos como el de un cable USB que “había iluminado la vida” del afortunado (e inexistente) comprador o varios comentarios en los que, indistintamente del producto que se tratara, lo mejor era el cargador “cool” del dispositivo.

Amazon podría preparar su propio servicio de ‘streaming’ musical

En definitiva, lo que más les interesaba a las compañías que contrataban estos peculiares servicios no era tanto el texto que se publicaba sino la puntuación que le dieran al producto, de forma que aumentara injustificadamente y apareciera mejor situado en la página de Amazon, atrayendo a más clientes. En este último punto, Amazon ya está implantando herramientas de inteligencia artificial para ponderar mejor las puntuaciones de sus productos y evitar estos fraudes.

Colaboración absoluta de Fiverr

Para tratar de averiguar las identidades de los sujetos y llegar al fondo del asunto, Amazon está trabajando estrechamente con Fiverr, la página en la que se promocionaron muchos de los denunciados.

¿Somos capaces de tolerar opiniones contrarias a la nuestra en la red?

Esta startup, que captó 30 millones de dólares en su última ronda de financiación, prohíbe explícitamente en sus términos de uso este tipo de servicios, por lo que ya ha retirado la mayor parte de estos anuncios y sigue atenta para borrar cualquier indicio de esta actividad fraudulenta.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.