Tecnología

Amazon firma la paz con las editoriales

amazon ebookEl fabricante del Kindle y la asociación Independent Publishers Group, que agrupa a 500 editoriales, han resuelto sus diferencias sobre la comercialización de ebooks. La disputa entre estas dos piezas de la cadena de distribución de libros electrónicos hará posible que unos 5.000 títulos vuelvan a estar disponibles en la tienda de Amazon, después de que fueran retirados hace tres meses.

Las condiciones del acuerdo al que han llegado Amazon y el Independent Publishers Group (IPG) no han trascendido. “Hemos resuelto nuestras diferencias, pero no puedo hablar de los términos”, ha apuntado el presidente de la asociación de editoriales, Mark Suchomel.

El pasado mes de febrero 5.000 libros dejaron de estar disponibles para Kindle, debido al desacuerdo en las condiciones de publicación, que tienen que ver con el precio final, la publicidad y el pago de las cantidades, según recoge The Wall Street Journal. Lo que sí se sabe es que la IPG va a dar el 100% de los beneficios que se obtengan de los ebooks a las editoriales durante tres meses.

En una carta dirigida a las más de 500 editoriales que representa, la IPG lamenta los ingresos perdidos por no estar disponibles en este tiempo los libros para el dispositivo de Amazon. Como compensación no comenzará a cobrar su tasa de distribución hasta el 31 de agosto.

“Creo que esta experiencia ha aclarado algunas cosas para nosotros y para nuestros clientes, y ahora estamos aún mejor equipados para navegar a través de esta industria que cambia rápidamente”, justifica así Suchomel la ausencia de los libros en la Kindle Store, en la carta a las editoriales.

Cuando tres meses antes, el contrato que Amazon tenía con la IPG no se renovó, el fabricante del Kindle fue acusado de llevar a cabo una campaña de presión para lograr mejores condiciones sobre la venta de los libros. Independientemente de cómo se haya desarrollado el conflicto, el gigante del e-commerce tiene la voluntad de eliminar del proceso editorial a los intermediarios, como demuestra el hecho de que esté llegando a acuerdos directamente con algunos autores.

No es el único contencioso que hay con el paso del libro en papel al libro electrónico. En marzo el Departamento de Justicia de Estados Unidos avisó a Apple y a cinco editoriales de una posible demanda. Estaban acusados de mantener deliberadamente un precio alto para los ebooks.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano