Amazon como editora

El papel que Amazon juega en la industria del libro va más allá de ser uno de los principales distribuidores del mercado global y de haber conseguido dinamizar con el Kindle el formato electrónico para el libro. La firma también es editora. La compañía se ha lanzado a una carrera para conseguir generar ella misma contenido, como sucede con películas y series (una de Zombies contra Gladiadores es una de las últimas que se ha anunciado que grabará) y como también está ocurriendo con los libros. Amazon edita directamente a través de AmazonEncore, una división lanzada en 2009 que identifica autores emergentes y libros con potencial que se han pasado por alto para reeditarlos bajo su sello (con un esfuerzo en marketing y distribución mucho mayor que el previo). Los libros salen al mercado en formato electrónico y en papel, siendo en este último caso distribuidos no sólo a través de Amazon sino también en "librerías independientes". El gigante cuenta también con AmazonCrossing, un sello editorial especializado en traducciones. Ambos operan en Estados Unidos (Amazon.com, por tanto) y han conseguido ya cifras de ventas interesantes, colocando en la lista de best-sellers del site a varios títulos. La firma utiliza minería de datos para escoger qué libros entrarán a formar parte de AmazonEncore o AmazonCrossing. Así, se basan en las cifras de ventas y en los comentarios que generan textos ya publicados para determinar qué es lo que van a incluir en sus lanzamientos. Por ejemplo, lo hicieron tomando como base las cifras de ventas francesas para incluir al premio Renaudot de 2008 en sus traducciones para el público estadounidense. Este vivero de datos es su principal fuente de ejemplares (su programa de autopublicación está funcionando bastante bien en los diferentes países en los que se implanta, en España ya ha creado por ejemplo la llamada Generación Kindle) aunque también ha arrancado los contactos tradicionales con el mundo literario. Amazon está llegando a acuerdos directamente con los autores. Cuando se estrenaba como sello editor con sede en Nueva York, la firma fichaba a un directivo tradicional de la industria del libro y a un autor de una de las grandes firmas editoras. Pero esos esfuerzos editores se limitaban a Amazon.com y, en el  caso del papel, a esos libreros independientes que mencionaba en las diferentes notas de prensa sobre los bestsellers de AmazonEncore la compañía. Ahora, sin embargo, los libros editados por Amazon podrían entrar en el corazón directo de sus competidores: La división editora de Amazon en Nueva York ha firmado con Ingram, una distribuidora también neoyorkina, que le permitirá meter sus libros en los catálogos de Kobo, Barnes&Noble... y iTunes, según ha podido saber PaidContent. Como recuerda el site, sería muy llamativo ver los libros editados por Amazon en su competidora, Apple, cuando esta firma es protagonista de un culebrón judicial para determinar si fija los precios en libros electrónicos.

Descargas ebooks exclusivos Kindle

Aún así, tampoco es que le vaya mal a Amazon apostando por libros exclusivos en formato Kindle. La compañía acaba de anunciar que estos textos, que sólo se puede descargar en ese formato o tomar prestados en EEUU de la Kindle Owners' Lending Library, han alcanzado más de 100 millones de descargas y han superado la barrera de los 180.000 títulos. "Contamos con una inmensa librería de títulos que están disponibles únicamente para Kindle y son muy populares, en menos de un año han sido descargados más de 100 millones de veces", explica en un comunicado Russ Grandinetti, vicepresidente de Kindle Content. "Los libros exclusivos son otra gran ventaja para los lectores Kindle y vamos a continuar trabajando duro para asegurarnos de que el ecosistema Kindle es el mejor del mundo para los consumidores", añade. No sólo los libros editados por los brazos editoriales de Amazon pueden contar con esta característica. Los autores que autopubliquen pueden hacerlo seleccionando esa opción concreta. Foto cc Akira Ohgaki

Etiquetas , ,

Contenidos Relacionados

Top