Tecnología

Alternativas para salvaguardar tus datos mejores que el almacenamiento en la nube

Escrito por Lara Olmo

A la hora de guardar datos e información valiosa, toda medida es poca. Los servicios de almacenamiento cloud como Dropbox están bien para archivos pequeños, pero si quieres hacer copias de seguridad, debes conocer los backup online y tener al menos un disco duro externo.

Una de las “leyes” no escritas de la informática dice que los datos realmente no existen al menos que haya dos copias de los mismos. Desde que existen los servicios de almacenamiento en la nube, esta norma es relativamente fácil cumplirla, ya que de hecho muchos se sincronizan con nuestros dispositivos para que los archivos se “suban” automáticamente.

Aunque la sincronización puede ser un arma de doble filo si no se dominan bien este tipo de servicios, como Google Drive o Dropbox, y jugarnos una mala pasada si decidimos borrar el “archivo original” para ganar espacio en el dispositivo.

¿Se sincronizan todas las carpetas?, ¿los archivos del dispositivo están realmente ahí o son solamente enlaces a un documento o fotografía que en realidad está en otro lugar?

Conviene hacerse estas preguntas antes, si no queremos llevarnos disgustos. Hay usuarios de servicios cloud que han perdido información valiosa por “bajar” archivos desde ahí a su ordenador, eliminarlos de la nube y luego encontrarse que habían desaparecido porque se trataba de enlaces. Y al revés, los subieron a la nube sin conexión y después de borrarlos físicamente, se quedaron sin ellos.

Triple copia de seguridad

Ejemplos como estos nos hace pensar que la ley informática que mencionábamos al principio convendría revisarlas ligeramente, y afirmar que lo ideal para una estrategia de backup efectiva es que haya al menos tres copias de los datos. Además del dispositivo en si y de la nube, podemos emplear un disco duro local.

Aunque esto también hay que cogerlo con pinzas. Si sincronizamos el disco duro externo con los datos del disco duro del ordenador, puede ocurrir como con lo servicios del almacenamiento en la nube: que al borrarlos de un sitio, también se eliminen en el otro.

Por no hablar de la eterna amenaza del ransomware, que si cifra lo que tenemos en el dispositivo, también lo hará de lo que hay en el disco duro.

Por eso, lo mejor es realizar copias de seguridad manuales y no automáticas, y supervisar lo que guardamos y lo que no (aunque sea más tedioso y lento).

Opciones de disco duro

Dependiendo de la cantidad de archivos que quieras copiar y de lo que ocupen, necesitarás unidades físicas de almacenamiento distintas. Para archivos sueltos de 700MB te vale con un CD-ROM. Si tienes 4.7GB, tienes suficiente con un DVD o un USB (este de Toshiba tiene 16GB).

Para copias más pesadas, con un disco Blu-Ray como este de 25GB puedes salir del paso, aunque los discos duros externos de varios TB cada vez son más asequibles, y con ellos podrás salvar tanto archivos concretos como fotos o documento y hacer copias de seguridad del ordenador.

Tienes este Toshiba Canvio de 3TB por 104 euros y este de Seagate de 8TB por 242 euros.

Opciones de Cloud

Existen algunos servicios de backup basados ​​en la nube (o backup online) como BackBlazeSugarSync y CrashPlan, aunque hacer una copia de los datos con ellos lleva más tiempo que hacerlo con una unidad física.

El backup online es el “hermano mayor” de los servicios de almacenamiento en la nube que todos conocemos, com Dropbox, que más bien sirven para guardar archivos de menor tamaño. Con el backup online nos aseguramos de respaldar la mayoría, si no todos, de los datos del ordenador.

En cualquier caso, no está demás conocer los servidores cloud más populares y sus prestaciones; en este post hicimos una cooperativa entre Google Drive, OneDrive y Dropbox. Pero has de saber que sus versiones gratuitas son muy reducidas, y que si necesitas más espacio requieren de suscripción de pago (por eso ofrecen planes para empresas). Por no hablar de lo vulnerables que resultan al malware.

 

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.