Tecnología

¡Alineación entre el Negocio y TI conseguida! ¿Es el final o sólo el principio?

trucos millonarios
Escrito por Autor Invitado

En la economía de las aplicaciones el correcto alineamiento de las TI con el negocio es sólo el comienzo. Hay algunas lecciones clave que los departamentos de TI sencillamente deben aprender para asegurar que la empresa puede innovar a la velocidad deseada.

A lo largo de mi carrera profesional, he tenido claro el objetivo de alinear el departamento TI con el negocio. Esta nueva relación simbiótica debe garantizar que el departamento TI no sólo está integrado sino que ayuda a conseguir los objetivos de negocio, pero ¿es realmente así? ¿Está el área de TI respondiendo a la estrategia del negocio o no? Según un reciente estudio, tres áreas críticas en las que la gestión de TI debe mejorar son la efectividad global en la gestión estratégica de las TI, la satisfacción de los usuarios internos y la de los responsables de las líneas de negocio. Estos resultados son, lamentablemente, un buen resumen de lo que muchos de nosotros nos encontramos a diario en el mundo real.

Piense por un momento en ese compañero de trabajo que dice que tiene mejor tecnología en casa que en la oficina. ¿Cuántos de ustedes tienen ya un iPhone 6 para uso personal y utilizan un iPhone 4 como teléfono de empresa? O piense en aquella organización cuyo personal utiliza el almacenamiento de datos en la nube no autorizado para compartir archivos, o en esa aplicación desarrollada por un usuario de negocio técnico para resolver un problema de empresa. O piense en el dilema que se presenta cuando una organización identifica una oportunidad de negocio que justifica un cambio de estrategia, pero el departamento de TI dice simplemente que no se puede ejecutar porque todos los recursos están ocupados en proyectos existentes, que ya no son tan prioritarios pero están aprobados.

Y estoy seguro de que todos hemos tenido nuestra propia experiencia personal en cuanto a la calidad de productos y servicios de TI, que se vuelve más frustrante cuando el proveedor insiste en que estamos recibiendo alta calidad y disponibilidad cuando sabemos que no es así.

Está claro que el área de TI debe ejecutar mejor, más rápido y de manera  más inteligente. Lo positivo es que a medida que la tecnología sigue avanzando y está más integrada en la empresa, el foco está en la transición de la simple reducción de costes al uso de la tecnología para obtener una ventaja competitiva para el negocio.

Los líderes en la Economía de las Aplicaciones son aquellas organizaciones que están invirtiendo en nuevas capacidades de innovación y desarrollo y obteniendo crecimiento. Estos líderes tienen departamentos de TI mucho más eficaces y pueden compartir con las organizaciones rezagadas algunas lecciones importantes:

 

Gestionar las TI como un negocio

Los departamentos de TI de las organizaciones líderes tienen seis veces más posibilidades de ser calificados como “muy eficaces” que los de las rezagadas en las principales prácticas de gestión empresarial. Los líderes son mejores en la gestión de la demanda del negocio, dando prioridad a nuevos objetivos estratégicos y a evaluar el impacto de los cambios en las inversiones de TI. En pocas palabras, los líderes gestionan las TI como un negocio en sí mismo.

 

Valor para el cliente, incluyendo clientes internos

Los responsables de TI deben servir no sólo a los clientes finales externos, sino también a los empleados y a otros grupos que participan en el negocio. Los líderes son mejores en informar sobre la consecución de los indicadores clave de rendimiento y en compartir información sobre las estrategias y prioridades de TI. Y también son muy eficaces internamente en ofrecer opciones de almacenamiento en la nube, implementar BYOD y proporcionar acceso móvil a servicios y aplicaciones.

 

El departamento TI debe aprovechar las TI

Demasiadas organizaciones no aprovechan suficientemente las herramientas de software disponibles para planificar y gestionar sus operaciones. Los líderes, sin embargo, usan con frecuencia las herramientas de software de forma estratégica para evaluar su propio desempeño, teniendo en cuenta el impacto de los cambios en las inversiones en TI, o para compartir los indicadores clave de rendimiento con las áreas de  negocio.

 

En conclusión, podemos decir que en la economía de las aplicaciones el correcto alineamiento de las TI con el negocio es sólo el comienzo. Hay algunas lecciones clave que los departamentos de TI sencillamente deben aprender para asegurar que la empresa puede innovar a la velocidad deseada.

 

Robert-StroudEl autor de este artículo es Robert Stroud, vicepresidente de Innovación y Estrategia, IT Business Management de CA y vicepresidente de ISACA

 

 

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado